"En Santa Fe vamos con una estrategia de debilidad"

"En Santa Fe vamos con una estrategia de debilidad"
En dos entrevistas con El Cronista, Carlos Reutemann y Juan Schiaretti, dos líderes del peronismo en distritos de peso electoral insoslayable como Santa Fe y Córdoba, hablan del postkirchnerismo. Los dos critican la actual conducción del partido a nivel nacional, piden renovación, más peso para las provincias y no disimulan la buena sintonía que existe entre ambos
Se lo ve distendido, abierto y amable. Bromea con sus colaboradores y no pone escollos para acceder a cuanta foto se le solicita. Lejos de mostrarse parco, según indica la fama que forjó a fuerza de su perfil bajo, el senador Carlos Reutemann habló con El Cronista. ‘Lole’ mantuvo la incógnita sobre si enfrentará en el futuro a Néstor Kirchner en una posible interna del PJ: para el legislador "no hay reglas claras" en el partido, porque aún no se sabe "si puede haber internas abiertas o cerradas" para elegir una nueva conducción.

–¿El 29 de junio empieza el postkircherismo?

–Eso es un error. Yo el 29 quiero sentarme a hablar de pobreza, de salud, educación, del campo. Quiero ponerme a hablar de soluciones y propuestas para la gente. Si me llaman para hablar de política, no voy. Muchos vamos a estar posicionados para el futuro, pero para hablar de 2011 lo que yo digo es que lo voy a hacer a partir de enero o febrero de es año y no antes.

–Kirchner dice que las próximas elecciones son un trampolín para el 2011.

–Esta elección tiene como lectura varias alternativas, que cada uno leerá con el resultado que obtenga. Se trata de una elección a legisladores nacionales; pero para algunos tienen un valor como proyección para 2011 y para otros tiene mucho valor para una futura conformación del Congreso Nacional.

–Pero varios están en carrera para las presidenciales...

–El hecho de que uno triunfe lo va a colocar en una buena posición a futuro. Para mí no es así. Cada uno hará su lectura, pero Kirchner seguirá siendo el titular del partido y se verá cómo se plantea el escenario.

–Si usted gana aunque sea por un voto ¿peleará la interna del PJ?

–No hay reglas claras aún en el PJ. Todavía no sabemos si va haber internas, o si va haber internas abiertas o cerradas. En Estados Unidos están acostumbrados a la política interna de cada partido y el que participa ya sabe a lo que se somete. Pero en la Argentina no estamos acostumbrados a eso y siempre hay reglas distintas.

–¿Cree que tendría que haber una interna en el PJ para definir el candidato?

–Se verá. Kirchner seguirá siendo el presidente del Partido Justicialista y va a tener mucha influencia en el futuro político y en la estrategia partidaria.

–Con Schiaretti parecen tener buena sintonía ¿nace un espacio peronista?

–Desde lo político, todavía no. Estamos peleando juntos hace un tiempo, porque tenemos provincias con problemáticas similares. Está el tema de la industria, la lechería, la agroindustria, el campo, la carne, el tambo y hasta la industria automotriz. Tenemos que buscar soluciones para esos temas.

–Pero es el inicio de un espacio distinto dentro del partido...

–No (corta la pregunta). Tenemos posiciones similares para esos temas. Político todavía no... (sonríe).

–A 11 días de la elección, ¿cómo esta el escenario en su provincia?

–En Santa fe, el Justicialismo va con una estrategia de debilidad. Somos dos frentes del mismo signo que competimos por un electorado en común. Si se suman los votos que dan por lo menos hasta ahora los principales encuestadores, con las dos listas juntas se saldría primero.

–¿Se ve ganador?

–Desde el ‘99 que compito en política, nunca viví una elección fácil, y esta no lo es. Nunca en toda mi carrera tuve un espíritu triunfalista.

Comentá la nota