Santa Fe: tres atentados reivindicaron la dictadura

A 33 años del golpe de Estado, lanzaron panfletos en dos cementerios, hicieron pintadas e intentaron intimidar a un querellante en la causa Brusa.
Horas previas a la conmemoración del 33º aniversario del último golpe de Estado, arrojaron panfletos en los cementerios donde se realizaron actos conmemorativos del 24 de marzo, hicieron pintadas en el estudio jurídico de una militante de HIJOS y balearon el negocio del hijo de un querellante en la causa Brusa.

Primero fueron unos cuantos volantes hallados en el cementerio local y en el de la vecina localidad de San José del Rincón. Los panfletos tenían imágenes de los diputados provinciales Antonio Riestra y Alicia Gutiérrez, y los tildaba de “montoneros” y “terroristas”.

El segundo hecho fue un balazo contra el frente del comercio que posee el hijo de un querellante en la causa Brusa, una de las investigaciones de crímenes de lesa humanidad abiertas en Santa Fe.

El tercer suceso consistió en pintadas con la leyenda “Soy ERP” y “Muerte al ERP” en el estudio de la abogada Lucila Puyol, militante de la agrupación HIJOS.

Los volantes anónimos aparecieron tanto en los cementerios donde se realizaron actos conmemorativos como en la pinturería de Emiliano García. Su padre –Daniel, querellante en la causa que tiene como principal imputado al ex juez federal Víctor Brusa- contó a una radio local que su hijo pasó por el negocio a pesar de que este martes lo mantendría cerrado por el feriado. Y así se percató de que la vidriera había sido perforada por un balazo y que alguien había arrojado adentro del local unos volantes con la imagen del diputado del ARI. “Cárcel al diputado Antonio Riestra. Terrorista montonero”, decían algunos volantes. En otros se leía “Por otro 24 de marzo”.

Esos mismos libelos aparecieron diseminados en los cementerios de Santa Fe y de Rincón, y tenían a la diputada Gutiérrez, del partido SI (integrante del Frente Progresista), como otra de sus destinatarias.

“No es casualidad que ocurran estos hechos cuando el 7 de mayo está previsto que comience uno de los juicios contra el aparato represor. Lo indignante es que haya quienes reivindican el 24 de marzo y vinculan este clamor de seguridad como un defecto de la democracia. Mientras tanto, nos preocupa la dilación de todas las causas que deberían haber empezado hace dos años. Y responsabilizo por ello al Poder Judicial”, dijo a Crítica de Santa Fe la diputada Gutiérrez, mientras participaba esta tarde en la marcha que se realizó en Rosario para recordar lo ocurrido en el país hace 33 años.

Gutiérrez es una de las querellantes en la causa “Pascual Guerrieri – Quinta de Funes”, cuya elevación a juicio oral está siendo postergada por sucesivos planteos de la defensa de los procesados.

“Lo más llamativo es que la foto que pusieron en los volantes es la que tengo en el archivo de la Legislatura”, observó Riestra en el acto realizado en el cementerio santafesino. En esa ceremonia se recordó a doce militantes asesinados durante la dictadura y que, tras haber sido identificados, se encuentran sepultados allí.

Riestra se topó con una escena similar en el acto previsto en el cementerio de Rincón. “El tema de que me involucren ya lo tengo incorporado, la amenaza es constante, pero la gravedad reviste en que emprendan contra un testigo, un querellante, esto es grave”, señaló.

En esas mismas horas de la mañana, se descubría que el estudio de la abogada Lucila Puyol había sido blanco durante la noche de pintadas con aerosol alusivas a la militancia de la mujer en HIJOS.

"Estabamos en el acto de Rincón por el 24 de marzo y me avisó la hermana de mi socia que habían pintado el frente del estudio. Dicen que lo vieron hoy a media mañana, o sea que debe haber sido anoche que pintaron porque nadie escuchó ni vio nada", dijo.

Tanto Riestra como Puyol recordaron que en la capital provincial ocurren este tipo de hechos en vísperas de cada 24 de marzo, y observaron que en esta ocasión, los ataques se enfocaron sobre militantes o personas que tienen directo interés en el avance de las causas abiertas sobre la represión ilegal.

Puyol fue directa: "Creo que esto tiene que ver con la inminencia en los juicios. Soy abogada, soy miembro de HIJOS y tengo a mi papá desparecido. Estamos trabajando en las causas y en su momento nos relacionamos con la causa Brusa y también en las que vienen" remarcó Lucila.

"El 7 de mayo empiezan más juicios y creo que estos ataques tienen que ver con eso", señaló la abogada.

Comentá la nota