Santa Fe y Santiago del Estero pusieron en marcha la construcción de un acueducto interprovincial

Santa Fe y Santiago del Estero pusieron en marcha la construcción de un acueducto interprovincial
Con toma en el río Dulce, abastecerá de agua el sureste santiagueño y el noroeste santafesino. Los gobernadores Binner y Zamora firmaron hoy un convenio con el Consejo Federal de Inversiones, que financiará los estudios técnicos.
Los gobernadores de Santa Fe, Hermes Binner, y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, suscribieron hoy un convenio con el Consejo Federal de Inversiones (CFI) para poner en marcha el proceso de construcción del acueducto que abastecerá al noroeste santafesino y sureste santiagueño, tomando aguas del río Dulce.

Con la firma del "Estudio de factibilidad para el abastecimiento de agua potable al noroeste santafesino y sureste santiagueño", las provincias se comprometen a realizar los estudios de traza y socioeconómicos necesarios para el acueducto, y el CFI a aportar más de un millón de pesos para realizar los estudios topográficos y geotécnicos de la primera etapa de la obra.

El acuerdo fue suscripto esta mañana por los mandatarios provinciales con el secretario general del CFI, Juan José Ciácera, en la sede de ese organismo, en la ciudad de Buenos Aires. También participó del acto el ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio.

Integración regional

En la oportunidad, Binner destacó que este acuerdo potencia la "integración regional, para permitir la reinserción de las personas, de las familias, de la gente y también con todos los procesos productivos de los economías regionales y, particularmente, a la economía de esta región tan común como es el norte santafesino y el este santiagueño".

"Santa Fe es una provincia que tiene 240 kilómetros de costas sobre el río Paraná, sin embargo tiene el problema del agua", graficó el gobernador en referencia a que en algunos lugares se requieren obras para abordar la problemática de las inundaciones, y en otros, como el norte, no hay agua apta para el consumo humano.

Primera etapa del acueducto

"El acueducto se desarrollará desde una toma en el río Dulce, en el área de Tasigasta, hacia la localidad de Herrera y, desde allí abastecerá a las localidades intermedias de Santiago del Estero distribuidas en el ámbito de las rutas nacionales Nº 34, 95 y 98, las provinciales y los caminos principales, incluyendo las poblaciones intermedias de la provincia de Santa Fe hasta Suardi, Monigotes, Capivara, Las Avispas y desde Esteban Rams a Gato Colorado", especifica el convenio.

El convenio establece también que los equipos técnicos de las provincias involucradas realizarán los estudios de alternativas de traza y socioeconómicos necesarios.

Por su parte, el CFI brindará su asistencia técnica y financiará los estudios necesarios para esta primera etapa, con un aporte de $ 1.028.541, de los cuales $ 698.141 serán destinados para realizar los estudios topográficos de la traza elegida. Esta tarea estará a cargo de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), a través de la facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas.

Los 330.400 pesos restantes se asignarán a los estudios geotécnicos de la traza, que serán realizados por la Universidad Nacional de Santiago del Estero (UNSE), a través de la facultad de Ciencias Exactas y Tecnologías.

Acueducto sistema noroeste

De acuerdo al trazado preliminar, el agua proveniente de Santiago del Estero empalmaría, en la provincia de Santa Fe, con el Acueducto Sistema Noroeste (ver mapa adjunto). Se trata de uno de los 12 componentes del Sistema Provincial de Grandes Acueductos propuesto para llevar agua potable a todo el territorio santafesino.

Convenio de cooperación mutua

Para el abastecimiento de agua, en esta región se recurre principalmente al uso de agua subterránea, que posee las mismas características químicas que el río Salado, incluyendo la presencia de arsénico con valores muy superiores a los admitidos por el Código Alimentario Nacional.

De manera que, para poder proveer mínimamente de agua potable a las comunidades, centros asistenciales y educacionales de la región, se debe recurrir obligatoriamente a la potabilización -mediante plantas de ósmosis inversa, intercambio iónico, absorción- o a su compra a otras localidades, lo que conlleva un alto costo de producción.

Para resolver la faltante de este recurso hídrico con soluciones sostenibles en el tiempo, las provincias de Santa Fe y Santiago del Estero y el CFI firmaron en octubre de 2008 un convenio para analizar la viabilidad de construir un acueducto cuya fuente de abastecimiento sea el río Dulce.

En la oportunidad, el CFI comprometió la asistencia técnica para desarrollar los estudios de factibilidad de la obra, el proyecto licitatorio y la confección de los pliegos respectivos.

Comentá la nota