Santa Rosa no tendrá whiskerías ni cabarets

Los locales habilitados durarán hasta que caduque su habilitación. También empieza la cuenta regresiva para los "clubes nocturnos" y los "night clubs", los que desaparecerán cuando se modifique la ordenanza de espectáculos públicos.
El Concejo Deliberante aprobó ayer por unanimidad la ordenanza que prohibe la instalación de cabarets y whiskerías en el ejido de la ciudad. También pidió a Diputados un pronto tratamiento de las leyes que regulan la trata de personas.

En votación unánime y expeditiva, los concejales santarroseños sancionaron la ordenanza que apunta a socavar la trata de personas con fines de explotación sexual en el radio de Santa Rosa. La prohibición alcanza a los locales de diversión nocturna que la ordenanza 3218/08 denomina "cabarets" y "whiskerías", es decir, aquellos que contemplan el funcionamiento de las "alternadoras". Las salas en funcionamiento en la actualidad, dejarán de hacerlo cuando finalice el plazo de su habilitación.

Además de prohibir el funcionamiento de los cabarets y las whiskerías, la ordenanza suspende toda gestión para abrir locales de los llamados "club nocturno" y "night club". Si bien no prohíbe estos comercios, la suspensión del otorgamiento implica el tiro de gracias para ellos. La intención de este artículo es redefinir la normativa vigente para este tipo de locales de diversión, una decisión plasmada en el último artículo de la ordenanza. La revisión y readecuación de la normativa vigente deberá concretarse en los próximos dos meses.

La sanción de esta importante ordenanza fue el único punto resolutivo de la sesión de ayer y merced al amplio debate que tuvo en las comisiones, se concretó en pocos minutos. Sólo hizo una intervención para referirse al tema la concejala Alicia Iribarren (Frepam), autora de la iniciativa. Quién hizo intervenciones más extensas fue la edila Silvia Faidutti (PJ), quien fundamentó dos proyectos sancionados unos minutos antes y con un espíritu similar.

El primero de ellos es un pedido para que la Legislatura pampeana preste especial atención a los proyectos sobre "trata de personas" presentados en ese ámbito. Mencionó en particular una iniciativa de la diputada Sandra Fonseca. La otra iniciativa que fundamentó Faidutti fue la comunicación dirigida al Departamento Ejecutivo Municipal para saber qué acciones se están llevando a cabo en las áreas respectivas en relación a la trata.

Esta comunicación está dirigida puntualmente a la Subdirección de Políticas de Género, área a cargo de Mónica Molina, quien ayer presenció la sesión. Molina y otros militantes de esta causa llevaron una gran pancarta con el texto: "No a la trata de personas por explotación sexual", la que exhibieron al momento de la aprobación. En la sesión también circularon entre los asistentes unos panfletos que rezaban: "Ninguna mujer nace para puta".

Estos tres proyectos fueron sancionados por unanimidad y su aprobación fue saludada con un fuerte aplauso de los presentes.

La sesión tuvo un trámite tranquilo aunque cargado de tensión ya que una nutrida delegación de dirigentes y afiliados de los gremios municipales se hizo presente en el recinto y ocupó todas las sillas del lugar. Los dirigentes entregaron una nota al Concejo pidiendo su intervención para solucionar el conflicto salarial que podría generarse en caso de no cumplir el Ejecutivo con el pago en tiempo y forma de los salarios, medio aguinaldo, e incremento del 6 por ciento.

Comentá la nota