Santa Rosa: liquidaron los sueldos sin el aumento del 6%

La municipalidad de Santa Rosa liquidó ayer los sueldos de sus empleados sin el incremento del 6% que dispuso el gobierno provincial para los empleados públicos.
Los gremios que nuclean a los trabajadores se reunieron con el intendente Francisco Torroba, quién condicionó el pago de ese incremento, en la complementaria, a que lleguen un auxilio financiero desde provincia para tal fin.

Torroba sigue apostando a que el gobernador Oscar Mario Jorge atienda el pedido para poder otorgar el incremento. Sostiene que la crisis económica de la comuna le impide hacer frente a esa erogación. Pero hasta ahora Jorge no ha tomado una definición en ese sentido. "Tiene que comprender que me ha tocado bailar con la más fea", le dijo éste a la prensa, en relación a la crisis financiera mundial y la sequía en la provincia.

El gobernador dijo que se reuniría en los próximos días con Torroba y el intendente de General Pico, las dos comunas más comprometidas por el incremento. Pero negó que haya una discriminación, como denunció Torroba, que dijo que recibió 60 mil pesos en aportes no reintegrables desde principio de año y la ciudad norteña 5,5 millones.

Los delegados de los gremios SOEM, Sipos y UPCN se reunieron ayer, antes del mediodía, con el intendente Torroba. Es que se enteraron que el área contable había pasado la liquidación de los sueldos sin incluir el 6%. A la tarde también le trasladaron la inquietud a los concejales de los diferentes bloques.

"Santa Rosa tiene que dejar de ser discriminada", le dijo a El Diario uno de los gremialistas. "Si hay aumento para la 643, también tiene que venir para nosotros", apoyó otro de los sindicalistas. Además, expresaron la preocupación por la cercanía del cobro del aguinaldo y por el retraso salarial que experimentarían si la provincia dispone otra recomposición salarial para el último cuatrimestre del año.

La pulseada entre la gestión de Torroba y la administración de Jorge es dura. El gobernador el martes le echó en cara que la comuna recibe agua del acueducto subsidiada y que hace seis meses no se paga la facturación. También que la provincia se hará cargo del frigorífico de pequeños animales, que es deficitario.

El estado de las finanzas del municipio es crítico, resultado de la herencia que le dejaron a Torroba las gestiones del ex intendente Néstor Alcala y Juan Carlos Tierno, con el pase a planta de los empleados en negro que dispuso el primero y el nombramiento masivo de personal que hizo el último durante su corta y caótica gestión.

Torroba ha explicado que el aumento del 6%, sumado al 4% anterior que asumió el municipio con fondos propios, implica un salto de los gastos de 7 millones de pesos en lo que resta del año. Comparó esa cifra con los 3,8 millones que recauda la comuna por mes.

Comentá la nota