Santa Rosa de Lima se encamina hacia la regularización dominial

El Gobierno de la ciudad entregó constancias de ocupación, certificados de cancelación de deuda, de aptitud para escriturar y de titularidad de dominio a 119 familias. En su discurso pidió disculpas a los vecinos por tantos años de inacción por parte del Estado municipal.
En horas de la mañana de hoy, el intendente Mario Barletta entregó constancias de ocupación, certificados de cancelación de deuda, de aptitud para escriturar y de titularidad de dominio a 119 familias que habitan terrenos municipales.

La actividad tuvo lugar en las instalaciones de la escuela Monseñor Vicente Zaspe, ubicada en la calle homónima a la altura del 4.491, en el marco del Plan de Regularización Dominial llevado adelante por el Gobierno de la ciudad y del Programa de Mejoramiento Integral del Barrio Santa Rosa de Lima (ProMeBa II).

El Intendente estuvo acompañado por los secretarios de Gobierno, José Corral; de Desarrollo Social, Alejandro Boscarol; el presidente del Concejo Municipal, Jorge Henn; el coordinador Territorial del Promeba en Santa Fe y Entre Ríos, Carlos Feruglio; la subsecretaria de Hábitat y Vivienda, Sara Lauría; el coordinador de Distrito, Sergio Trevisani; la directora de la Unidad Ejecutora Municipal de Promeba II, María Angélica Savatier; la directora provincial de Planificación, Vanesa Oddi; el coordinador provincial de Regularización Dominial, Gustavo Orrego; los concejales Adriana Molina, Héctor Acuña y Carlos Suárez, representantes de las asociaciones vecinales y organizaciones no gubernamentales y demás funcionarios municipales.

Justicia

En el comienzo del acto, Barletta resaltó que "este es un grato momento para la ciudad de Santa Fe, porque seguimos avanzando en el Programa de Regularización Dominial que tantas familias vienen reclamando desde hace 2 ó 3 generaciones. Consideramos que esta es una acción justa, que tiene que ver con el derecho del ejercicio de la ciudadanía, que es contar con el terreno propio y la propia casa" dijo el Intendente.

Refiriéndose a los problemas que tiene la capital metropolitana, Barletta dejó claro que "las dificultades del barrio, como las dificultades de toda la ciudad -cuasi olvidada durante tanto tiempo- no son menores. Todos sabemos que faltan cloacas, agua potable, desagües y los vecinos tienen lógicas aspiraciones de poder acceder a estos servicios.

Son obras de un costo importante, que llevan tiempo, pero nos llena de optimismo y esperanza que aún en un momento difícil de la ciudad, la provincia y el país, estemos realizando un trabajo articulado entre las instituciones del barrio, las vecinales, los clubes y las escuelas para concretar obras que redunden en la calidad de vida de los ciudadanos".

Un proyecto superador

En un pasaje de su discurso, el Intendente aprovechó la situación para solicitarles a los concejales presentes "que le den un rápido tratamiento al proyecto que hemos enviado, ya que creemos que va a ser una bisagra. Estamos seguros que va a generar cambios radicales en relación a la actitud que tenía el Estado con respecto a las familias y la regularización de sus tierras, ya que promueve definitivamente la superación de lo que queda de este año y del año que viene, de más de 5.000 familias en tierras municipales".

El mandatario local interpretó que "esa propuesta que llevamos adelante es enfrentar con una fuerte decisión política el reconocimiento del derecho que tienen los vecinos que hace tanto tiempo están en esas tierras y demuestran una ocupación pacífica de las mismas. El reconocimiento del derecho al vecino no puede tardar generaciones enteras sin resolverse. También les estamos reclamando a los legisladores provinciales que aprueben el proyecto de ley que establece que todas las tierras provinciales en situación similar sean transferidas al Gobierno de la ciudad para que con el mismo mecanismo y en los tiempos necesarios, se puedan resolver estos problemas para los vecinos".

Disculpas

Al finalizar su alocución, Barletta manifestó "a cada uno de los que va a recibir este certificado, en nombre de las responsabilidades que correspondan a quienes estuvieron a cargo de los gobiernos, les ofrecemos una serie de disculpas por no haber otorgado el derecho que cada uno de ustedes tienen a ser dueños de sus propias tierras, para la tranquilidad de ustedes, para que sepan que al menos a sus hijos, a sus nietos, les van a dejar algo que han conseguido con mucho esfuerzo y a pesar de tantos contratiempos vividos", dijo el Intendente.

Por su parte, la subsecretaria de Hábitat y Vivienda del Gobierno de la ciudad, Sara Lauría, explicó que el acto sirvió para darle continuidad "al Plan de Regularización Dominial que encaró el Gobierno de la ciudad, con el fin de ir legalizando progresivamente la situación de la tenencia de la tierra de las familias que viven en terrenos municipales y que no han podido regularizar su situación hasta el momento".

Alegría

Ester Fernández, una de las vecinas que recibió el certificado de su casa, expresó su alegría: "Nosotros estamos muy contentos, porque por lo menos vamos a tener algo propio y no vamos a tener que andar todos los días pendientes de que nos quiten el terreno o que venga otra persona a instalarse en la casa de uno. Tanto tiempo de sacrificio para tener lo poco que tenemos, que ahora estamos muy contentos de poder asegurarnos de que es nuestro. Hace 30 años que vivo en este lugar y nunca nadie nos había dado la posibilidad de tener lo nuestro", dijo emocionada.

Por su parte, Soledad Minak, una joven vecina del barrio, contó que "hace 3 años que vivo acá y estamos muy contentos de poder tener nuestra casa con todos los papeles. Es muy importante, sobre todo para nuestros hijos, que cuando crezcan van a tener su propia casa. Estamos felices por ellos, sobre todo", concluyó.

Comentá la nota