Santa Rosa: el intendente quedó a un paso de ser suspendido

Los concejales de la comuna aceptaron un dictamen de la comisión investigadora que acusa al jefe comunal de malversación de fondos. El jueves está citado en el Concejo y si no cambian sus votos lo suspenderán en su cargo.
Los ediles de Santa Rosa aprobaron hoy un dictamen de la comisión que investiga posibles irregularidades en la gestión del intendente Sergio Salgado. El jueves, el mandatario deberá concurrir al Concejo para notificarse del dictamen y luego, si ninguno de los ediles cambia su voto, Salgado quedará suspendido por quince días.

Mientras tanto, la intendencia debería ser ocupada por el presidente del Concejo Deliberante, Gustavo Muñoz (PD), uno de los impulsores de la investigación contra el intendente, aunque estaría todo arreglado para que el que asuma en lugar de Salgado sea un edil del PJ, el partido del intendente.

Ayer Salgado no se quedó quieto y fue a la Suprema Corte para plantear un conflicto de poderes. "Acá ha existido prejuzgamiento de los concejales, porque antes de votar si me suspenden, ya han decidido quién de ellos ocupará la intendencia", dijo el mandatario, y aseguró que su trámite ante la Corte "pospone cualquier votación de los concejales hasta que la Justicia resuelva".

Los concejales acusan al intendente de usar vales de nafta para pagar otros gastos y el intendente contraataca denunciando a los ediles por usar dinero público para comprar ropa y contratar a un chofer, a pesar de que no tienen vehículo oficial.

Santa Rosa no tiene paz

Santa Rosa no tiene paz y es noticia desde hace un mes. A finales de septiembre Salgado echó a 320 contratados aduciendo que una ordenanza votada por los concejales lo había dejado sin plata para pagarles. Hubo escraches y amenazas frente a las casas de los ediles. Después, el intendente y los concejales acordaron extender durante octubre el contrato para los 320 despedidos, y aprovechar ese tiempo extra para buscar el dinero necesario (unos $ 600.000 más) para que toda esa gente pudiera llegar con trabajo municipal hasta fin de año.

Pero los opositores aprovecharon para decir que Sergio Salgado no era un buen administrador y que la planta de contratados está sobrepoblada.

Salgado disparó contra el concejo y dijo que no tenía dinero para llegar a fin de año por ellos. Es más: dijo que tendría cerrar guarderías, centros de salud y que se vería afectada la recolección de residuos.

El concejo, de mayoría opositor, ahora dice que la culpa es de él y que deberán juzgarlo.

Comentá la nota