Santa Rosa "hace punta" con la nueva fórmula

A partir de mañana, primer día hábil desde la promulgación de la ordenanza respectiva aprobada la semana pasada, comenzará a regir la nueva tarifa del servicio de taxis en Santa Rosa. La bajada de bandera costará 3,50 pesos y 20 centavos la ficha.
El nuevo valor fue acordado entre los propietarios de taxis y el Concejo Deliberante tras discutirse la fórmula polinómica, que contiene los costos del servicio, y llegarse a un entendimiento que promedió lo reclamado por los empresarios (el 35 por ciento) y lo que los ediles sostenían que debía adecuarse (el 9 por ciento).

Finalmente, el entendimiento llegó con el 17 por ciento, aunque los taxistas no quedaron del todo conformes ya que reclamaban un ajuste superior habida cuenta que el último incremento se registró en enero del año pasado y aducen falta de rentabilidad.

La bajada de bandera pasó de 3 a 3,50 pesos, y la ficha de 17 a 20 centavos. En realidad el incremento de la tarifa es del 16,8 por ciento.

Estos valores regirán desde este lunes hasta junio de 2010, cuando las partes vuelvan a juntarse y analizar la fórmula polinómica, previéndose que el incremento será considerablemente menor al actual.

En los próximos días, el Concejo comenzará a tratar un proyecto que apunta a transparentar el uso de las licencias de taxis y adecuarlas a lo que implica la prestación de un servicio público. Es conocido entre los taxistas que las licencias, pese a ser nominales e intransferibles, son alquiladas a terceros y algunos llegan a contar con cinco o seis unidades en uso.

Blanqueo.

El secretario general del gremio de peones de taxis, José Bocalatte, expresó su beneplácito por la definición de la fórmula polinómica que define el costo del servicio en Santa Rosa y, además, blanquea la relación laboral de más de 60 "franqueros".

"Estamos muy contentos, porque la capital pampeana ha hecho punta en el país con la formulación de costos, algo que sin dudas será una referencia a nivel país", destacó el sindicalista.

En cuanto a los "franqueros", indicó que "sí o sí deben ser blanqueados, porque de los contrario, cuando se haga un nuevo sorteo (de licenciatarios de taxis) para reajustar la fórmula y alguien no tenga a su personal en regla, se le retirará la licencia por 15 días y si luego de seis meses persiste en esa actitud, perderá la licencia".

Actualmente, son alrededor de 240 los trabajadores de taxis en Santa Rosa, de los cuales 80 son "franqueros", quienes ahora pasarán a estar contemplados como tales por el convenio colectivo de trabajo, como lo están quienes trabajan al volante de las unidades como permanentes.

"La mayoría de los franqueros son empleados de la administración pública o jubilados, contratados por eso para no tener que blanquearlos, pero ahora deberán ser regularizados ya que hablamos de gente que trabaja, por lo menos, 12 días al mes", expresó Boccalatte.

Comentá la nota