Santa Rosa busca fondos para no echar a los 320 contratados

La comuna de Santa Rosa no tiene el dinero suficiente para mantener durante el 2009 a la planta de aproximadamente 320 empleados contratados con que cuenta, y de no recibir por estas horas una ayuda financiera del Gobierno provincial, el lunes no le renovaría el contrato a muchos de sus trabajadores.
Si bien la intención del presidente del Concejo a cargo de la intendencia, José López (PJ), es "darle continuidad a todos los contratados", el hombre también admitió que "sin la ayuda de la Provincia será muy difícil mantener el trabajo de todos los empleados".

El miércoles pasado vencieron los contratos de la planta de personal que se encuentra en esas condiciones y desde entonces el futuro laboral de unos 320 empleados está en dudas.

"La situación del departamento es muy difícil, ya que a la crisis que vive la provincia, el país y el mundo se están sumando algunas particularidades que vive Santa Rosa y que hacen más difícil conseguir o mantener el trabajo, como son las tormentas graniceras que afectaron fuertemente a La Dormida", explicó López, que quedó a cargo de la intendencia en noviembre, luego de que fuese destituido el entonces intendente Sergio Salgado (PJ).

"Aunque ya hemos dicho más de una vez que la planta de personal contratado que heredamos de Salgado esta sobre poblada, frente a esta crítica situación aspiramos a poder mantenerle el trabajo a la gente, aunque se hace muy difícil sin la ayuda del Gobierno", repitió López y dijo que su gabinete "está trabajando para tratar de conseguir una ayuda financiera", y aunque no ocultó que la relación con el gobernador Celso Jaque es "fría y distante", dijo que no pierde "las esperanzas de que mejore".

Según el Ejecutivo de Santa Rosa, para el pago de sueldos de los 320 contratados hacen falta mensualmente entre 150 y 200 mil pesos, y con un presupuesto que para el 2009 rondará los 18 millones de pesos, se hace difícil pensar en no prescindir de parte de ese personal para que las cuentas cierren, especialmente si se tiene en cuenta que el 16 de diciembre el Ejecutivo declaró en "emergencia económica" a la Municipalidad de Santa Rosa, entre otras cosas por una deuda de cinco millones de pesos que, asegura López y su gente, recibieron de la gestión del destituido Salgado.

Hay que recordar que ya en setiembre, los ediles sostenía que era "una locura tener una planta de 320 personas contratadas", y todos coincidían en que a la gestión de Salgado le sobraban entre 100 y 170 empleados contratados. Con ese discurso, el Concejo acusó más e una vez al ex intendente de mala administración y de usar a la comuna para dar empleo, en lugar de buscar la manera de radicar fuentes genuinas de trabajo en el departamento.

Sin embargo, y aunque hasta comienzos de semana, varios de los asesores y funcionarios de López aseguraban que no se renovarían los contratos de por lo menos un centenar de empleados -en sintonía con el discurso opositor a la gestión de Salgado-, el mensaje dado por el Ejecutivo el último día del año fue de cautela: "Vamos a buscar ayuda financiera de la provincia durante estos días y el lunes veremos qué pasa con la gente contratada". /Javier Hernández

Comentá la nota