Santa Fe recibió la mitad de lo que aportó por retenciones

Para 2009 el panorama no es alentador. La Nación prevé para una obra pública para la Provincia, sólo el 7% del total pagado por este concepto.
Según un informe del Instituto de Estudios Económicos de la Fundación Libertad, a Santa Fe sólo vuelve la mitad de lo que se llevan las retenciones.

En 2008 los productos santafesinos pagaron retenciones por 3.700 millones de dólares. Pese a esto, Santa Fe sólo recibió en el último año de la Administración Nacional, 6.175,3 millones de pesos por coparticipación federal, poco más de la mitad de lo contribuido en retenciones.

Más aún, el Presupuesto Nacional 2009 prevé para la Provincia una inversión total en obra pública de $ 1.225,9 millones lo que es apenas el 0,4% del total a invertir en el país y equivale solamente al 7% del total pagado por la Provincia en concepto de retenciones.

Así no sólo la presión tributaria es la máxima en la historia argentina sino que además Santa Fe se ve sumamente perjudicada por la falta de federalismo y la discrecionalidad con la que opera la administración nacional que no realiza obras siguiendo, aunque sea mínimamente, un criterio devolutivo.

Según estimaciones de la Fundación Libertad, las exportaciones totales de la Provincia alcanzaron en 2008 los 15.200 millones de dólares, un 22,7% más que el año anterior. Este hecho convierte a la Provincia en una sustancial aportante en materia de derechos de exportaciones.

Cabe aclarar que las exportaciones de aduana Santa Fe corresponden al total de ventas externas que se efectúan desde las aduanas provinciales sin importar en qué provincia se produjeron las mercancías.

Desde el año 2003, el total recaudado en aduanas santafesinas en concepto de retenciones asciende a 48.777 millones de pesos, cifra que representa el 47% de lo que la Nación ha conseguido que ronda los 103.023 millones de pesos.

En consonancia con ello, se debe tener presente que desde los puertos santafesinos se efectúan alrededor de un tercio de las ventas externas del país, que incluye más del 60% de las exportaciones totales de granos, el 85% de las de aceites y el 93% de las de subproductos, concentrando la infraestructura vial de la Provincia el 36% del movimiento nacional de cargas de todo tipo.

En tal sentido, la utilización de la infraestructura santafesina por productos que no son originarios de Santa Fe implica un sinfín de sobrecargas, sobrecostos y externalidades para la economía local y la administración provincial.

El uso de las rutas y accesos, el aumento de la siniestralidad, el incremento de las prestaciones de seguridad y salud, entre otras cuestiones tienen un componente en estas mercancías provenientes más allá de los límites provinciales.

De esta forma, Santa Fe no sólo pierde recursos genuinos por las retenciones sino que tiene que financiar obras de infraestructura básicas esenciales para que el tributo sea recaudado, lo cual tiene un doble perjuicio, los recursos que se van de la Provincia, más las inversiones necesarias en logística que están a cargo del presupuesto local.

Comentá la nota