Santa Fe perderá $180 millones

La declaración nacional de emergencia agropecuaria para las zonas afectadas por la sequía provocará que Santa Fe deje de percibir 180 millones de pesos, informó ayer el gobernador Hermes Binner.
El mandatario santafesino afirmó que la prórroga del pago de impuestos al sector agropecuario afectado por la sequía hará "disminuir en 180 millones de pesos" los ingresos de la provincia, por lo que volvió a pedir al gobierno nacional que sería una mejor medida suspender las retenciones durante seis meses.

El mandatario dijo que en los próximos días le solicitará una entrevista a la jefa de Estado, Cristina Fernández, para acercarle una propuesta con cinco ítems que elaboró con sectores políticos y sociales de la provincia, en la que figura el aumento de sueldos y jubilaciones "para generar mayor consumo que permita recuperar la confianza y un movimiento en la economía".

El mandatario santafesino indicó que la declaración de emergencia agropecuaria en las zonas afectadas por la sequía impactará negativamente en las jurisdicciones que recaudan con "impuestos que son coparticipables".

"La provincia de Santa Fe, en una estimación rápida que hemos hecho, tendrá que disminuir en sus ingresos 180 millones de pesos, de los cuales 13 por ciento van a los municipios y comunas, de manera que también van a sentir los otros municipios y comunas", precisó Binner.

En ese marco, añadió que "si esta medida sirve para salir de esta situación conflictiva que hoy estamos viviendo, en buena hora".

"Podemos parar obras públicas, podemos detener inversiones, pero lo que parece también importante es que el gobierno baje las retenciones por 180 días", subrayó y evaluó que "esto sería muy saludable para poner en marcha el sistema productivo de la agroindustria en la provincia".

En la propuesta de cinco ítems, ratificó que también buscan que les devuelvan a los productores el IVA técnico, además del aumento de sueldos y jubilaciones.

Comentá la nota