Santa Fe: El gobierno de la ciudad se quedó sin presupuesto

Finalmente y después de tanta expectativa, los ediles santafesinos no se pusieron de acuerdo y el presupuesto municipal 2010 no se discutió en el recinto.
Si bien los ediles justicialistas habían anticipado su voto negativo, fueron los cuatro ediles que se alistan detrás de Cachi Martínez lo que movieron la balanza fundamentando – en la voz de Héctor Acuña- su decisión en la falta de información.

La calurosa siesta- tarde santafesina fue testigo de los largos y tediosos conciliábulos de los concejales que hicieron que la sesión se atrasase casi dos horas. Pero en los pasillos del Concejo se empezaba a escuchar cada vez más claro el rumor "el presupuesto no se trata hoy", a pesar del intenso trabajo del oficialismo para no dejar al ejecutivo comandado por Mario Barletta de "esta herramienta fundamental para todo gobierno".

A poco de comenzada la sesión, fue el concejal radical Jorge Henn el encargado de comunicar que el tratamiento del Presupuesto 2010 quedaría para el 18 de febrero próximo, – en sesión extraordinaria- mientras el ejecutivo tendrá que manejarse con el presupuesto del año anterior reconducido.

Argumentaciones y problemas

La última discusión del 2009 de la legislatura provincial donde el proyecto de presupuesto provincial deambuló entre ambas cámaras hasta que el proyecto Mercier obtuvo sanción definitiva, también se coló en la discusión del Concejo Deliberante santafesino en la voz de la concejala socialista Vanessa Oddi.

La edil se manifestó a favor de la reforma tributaria que pretendía el gobernador Binner. "Se perdió la posibilidad de llevar adelante una reforma integral que nos permita avanzar en criterio de justicia tributaria", afirmó la socialista. Oddi fue mucho más allá en sus críticas y disparó: "Lo que se aprobó en la legislatura santafesina tiene que ver con las mezquindades políticas que con una seria voluntad y responsabilidad de reconstruir el entramado social y productivo que necesitamos los santafesinos".

En tanto el que sentó la posición del bloque 100% Santafesino en materia presupuestaria fue el concejal Acuña quien expresó el ánimo "aprobante" respecto del presupuesto porque es la norma fundamental y porque "a través de ella se puede ver hacia donde van las políticas públicas de un gobierno". Sin embargo con esta argumentación el edil fundamentó que el cálculo de recursos y gastos iba de la mano de la Ordenanza Impositiva Anual, una propuesta que recién tuvieron consigo hace unos pocos días por lo que no pudieron revisarla como se merece.

Por último Acuña sostuvo la voluntad de su bancada de discutir la norma "pero sabiendo lo que estamos, o no, votando". Claro que el concejal de 100 % santafesino no pasó por alto que el Derecho de Registro e Inspección, la TGI –para terrenos baldíos-, publicidad y cementerio, vienen con incrementos que altos.

Por su parte, Luciano Leiva del Frente para la Victoria, que había adelantado su voto negativo dijo sin abundar en detalles: "nuestro trabajo es propositivo pero serio y el presupuesto es un instrumento de control que tenemos la obligación de exigir que cumple con la finalidad y si no tiene la debida información no cumple con la finalidad". También el concejal pidió "mayores niveles de información" para que en febrero se pueda trabajar en un articulado rico.

La expresión de Santa Fe Federal, le cupo al concejal Roberto Campanella quien sumó sus quejas por la "escasísima información y desagregación" del Presupuesto 2010.

"La búsqueda de información fue infructuosa pero si tuvimos un punta de información cuando el 30 de diciembre los ediles recibimos una modificación profunda e importante de la Ordenanza tributaria", hecho que el edil consideró un disparate.

"No podemos tratar esto a las apuradas repartiendo fotocopias 5 días antes porque esto descalifica el cuerpo que pretende ser responsable", cerró Campanella quien enfatizó su voluntad de discusión.

Finalmente el edil desnudó un "acuerdo a los que somos ajenos" al referirse a un posible pacto entre el oficialismo y 100% Santafesino.

Sin presupuesto

El presidente del Concejo, José Corral, defendió la posición del ejecutivo municipal pero también le quitó visos de contratiempo al no tratamiento del presupuesto 2010. Recordó todas y cada una de las reuniones mantenidas con la secretaría de Hacienda y con los integrantes del Tribunal de Cuentas.

Así, Corral alejó la posibilidad de que el intendente Mario Barletta vaya a tener problemas para gestionar hasta tanto se trate el mensaje en febrero y elípticamente lo separó de los inconvenientes que aduce el gobernador Binner quien viene de sufrir un serio traspié en el tratamiento del presupuesto.

Comentá la nota