Santa Fe: Déficit fiscal y político

Definitivamente el peronismo y el Frente Progresista en la Provincia de Santa Fe están atravesando serias crisis internas, que en el caso del peronismo, como no podría ser de otra manera para no traicionar la historia las desnudan públicamente y de la manera más excibicionista, con acusaciones cruzadas e insultos del más variado calibre.

Por Darío H Schueri

El tratamiento de demoradísimos pliegos para cubrir la vacante de titular de la Defensoría del Pueblo y el directorio del Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) fue el disparador para que en el Frente Progresista los tres diputados del PDP y el solitario Marcelo Brignone se abstuvieran de votar por el candidato enviado por el Gobernador Binner para Defensor del Pueblo, el juez rosarino Edgardo Bistoletti. Brignoni no se privó de pronunciar un descalificador discurso hacia el propuesto amigo del Gobernador, a quien momentos antes el miembro informante de la mayoría en la Comisión de Acuerdos, el peronista-reutemista Jorge Lagna había destrozado comentando la entrevista mantenida entre el postulante y los integrantes de dicha Comisión.

Lagna, con gran despliegue técnico y muy prudente en lo político se refirió a las cualidades y recomendaciones recibidas por la Comisión de Acuerdos que dejó una imagen del propuesto francamente desoladora y preocupante hacia quien durante 35 ejerció la magistratura en Rosario.

Finalmente, con el voto favorable de socialistas, y tragando saliva de los radicales, ARI, SI; las abstenciones del PDP junto a los siete integrantes del bloque peronista del Frente para la Victoria que comanda Luis Rubeo, y la negativa del peronismo reutemista-obeidista, el Dr. Edgardo Bistoletti, con una foja para el olvido, será el nuevo Defensor del Pueblo de Santa Fe.

"Para un peronista no haya nada peor que un kirchnerista"

El escándalo se desató cuando llegó el momento de tratar los cinco pliegos para el acéfalo directorio del Enress, donde nuevamente el venadense Jorge Lagna fue el encargado de relatar que debido a la demora en tomar las entrevistas a los postulantes en la Comisión de Acuerdos, no hubo tiempo material para elaborar dictamen, y como no se puede votar un pliego que no contenga dictamen de la Comisión de Acuerdos, (dichos rebatidos técnica y enérgicamente por el diputado del ARI Pablo Javkin) los senadores y diputados reutemistas y obeidistas decidieron retirarse del recinto haciendo peligrar el quórum, que finalmente garantizaron los siete integrantes del FPV quienes se quedaron en sus bancas "para no poner palos en la rueda y garantizar el desarrollo de la Asamblea", señaló Rubeo, aunque absteniéndose de votar "porque no integramos la Comisión de Acuerdoa", se excusó el diputado mano derecha de Agustín Rossi.

Tras las aprobación de cuatro de los cinco propuestos (la postulación del peronista Carlos Bermúdez se cayó por disidencias entre los Sindicatos de Obras Sanitarias de Santa Fe y Rosario), el reutemismo mascó la bronca e hizo notar severamente la connivencia "una vez mas" entre el kirchnerismo, representado en Santa Fe por el bloque FPV que preside Luis Rubeo, y Hermes Binner.

Rubeo no anduvo con eufemismo y trato de "payasos" a sus partidarios.

Fin del capítulo. Este sainete continuará.

Maestros de paro y gobierno sin plata: ¿cómo se resuelve?

Dando muestras de una gran intolerancia no exenta de un cierto grado de desagradecimiento, los maestros agremiados por abrumadora mayoría decidieron profundizar las medidas de fuerza en pos de arrancarle al gobierno de Binner un aumento salarial, "de emergencia" (para llegar a los regalos de fin de año).

El gobierno ya explicó que no hay plata, a la vez que detalló el cumplimiento en estos dos años de gobierno de las reivindicaciones "reclamados en los últimos veinte años" por el magisterio santafesino, incluida la reciente firma de un fideicomiso con el Banco Nación para la construcción de 2000 viviendas subsidiadas para los docentes.

La pregunta que carcome al gobierno es, ¿por qué los maestros no creen cuando se les dice que no hay plata para futuros aumentos?. En verdad, Binner y sus ministros deberían preguntarse ¿habrá comenzado a penetrar en las capas dirigenciales el discurso peronista sobre la "fiesta socialista"?. Si es así, el socialismo gobernante – y el Frente en general – está en problemas, porque de ahí a que las catilinarias peronistas lleguen a la sociedad en general quedan pocos pasos.

En el peronismo insisten en que el socialismo elaboró presupuestos excesivamente optimistas en materia de recaudación, pero que, señalan por ejemplo desde la oficina de los diputados Mario Lacava y Silvina Frana, "aun en épocas de bonanza económica resultan limitados para atender los requerimientos ilimitados y crecientes que la sociedad les plantea a los gobernantes de turno", tomándose los recaudos necesarios para que la actividad gubernamental no disminuya en momentos de crisis. ¿Gastaron irresponsablemente a tontas y a locas los socialistas en todo este tiempo?.

Obligados por las promesas de cambio y tentados con los fondos disponibles (que el Ministro de Economía Sciara asegura no son los que pregona el obeidismo), los socialistas, al decir del peronismo, hicieron todo lo contrario de lo que indica el manual del buen administrador público, (conservador según la óptica socialista) dando rienda suelta al ensanchamiento del aparato estatal con la excusa de una reforma del estado, multiplicando en consecuencia la estructura política y burocrática a partir de una injustificable ampliación de la cantidad de ministerios que derivó en déficit y endeudamiento.

En el peronismo hacen notar que ya en el ejercicio 2008 los números provinciales arrojaron un rojo de $ 500 millones (que el socialismo justifica en "gasto social" y "políticas públicas") que fue atendido casi en su totalidad con el superávit heredado – y negado por el gobierno- disponible en caja al momento del traspaso del gobierno. La continuidad de la política fiscal en materia de gastos, profundizo la tendencia deficitaria del año anterior, estimándose en el presente ejercicio un déficit superior a los $ 1.000 millones de pesos, según los propios anuncios de la cartera de hacienda.

El oficialismo señala que el déficit surge como consecuencia de que los recursos percibidos no se ajustan a las previsiones efectuadas producto de la crisis económica, la rigidez de la estructura del gasto provincial, las deficiencias del régimen de coparticipación federal y las deudas del gobierno nacional con la Provincia.

Dentro del peronismo reconocen el efecto de la recesión económica sobre la recaudación tributaria de origen provincial y nacional, que aun aumentado la misma en valores corrientes presenta una leve caída en términos reales respecto del año anterior, pero advierten que el comportamiento de ambas se ajusta perfectamente a las previsiones formuladas sobre las expectativas reales de inflación y crecimiento económico hechas oportunamente por economistas y por la propia oposición política.

La oposición peronista asegura que el ejecutivo provincial sostuvo la formulación del presupuesto 2009 sobre la base de un crecimiento económico del 5% y de una inflación del 18%, habilitando con ello "a sabiendas" partidas de gastos que no iban a contar en el transcurso del ejercicio con financiamiento genuino, aun cuando los recursos tributarios crecieron interanualmente algo menos del 10%, pero manteniendo mensualmente los comportamientos estacionales históricos.

Para poner blanco sobre negro: a septiembre último la recaudación real había sido de 7.340 millones de pesos, mientras que el peronismo calculaba 7.208,70. El socialismo había estimado recaudar para entonces 8.067 millones de pesos. A este panorama desalentador habría que agregarle que – según los números de Lacava-Frana- mientras que los recursos tributarios crecieron respecto del año anterior un 26% y los corrientes totales un 39%, los gastos corrientes crecieron un 45% y los de capital apenas un 23%.

Salarios: ¿los responsables del déficit?

Un interesante trabajo emanado de la oficina del obeidismo muestra como este año los salarios de bolsillo de los principales cargos testigos de la administración provincial y los consecuentes costos anualizados de las mismas, se incrementaron varios puntos por debajo del aumento del gasto corriente total.

Es así como desde diciembre del 2007 a Septiembre del 2008 el salario de bolsillo de un maestro inicial aumentó en un 58%. El sueldo de un empleado administrativo inicial creció en un 54%; el de un Director con una antigüedad del 120% aumentó un 52%. El sueldo de un director categoría 8 creció en un 43%.

Pero el costo de la masa salarial de autoridades políticas se incrementó en un 100% y el costo de la masa salarial mensual creció un 64%.

Así las cosas, de ahora en mas comenzará una peligrosa escalada de acusaciones mutuas entre oficialismo y oposición (y de oficialistas y opositores entre si) que tendrá su punto máxima tensión cuando en las próximas horas ingrese en el Parlamento el presupuesto 2010 con pedido de revaluaciones fiscales para el consiguiente aumento de los inmobiliarios urbanos y rurales y la quita de exenciones del pago de Ingresos Brutos para actividades industriales beneficiadas con leyes de promoción. Y autorización para endeudamiento.

Los acontecimientos por venir pondrán a prueba la coraza que aún tiene Binner ante la sociedad santafesina, mas preocupada por las contingencias nacionales que por las menudencias de la política provincial; aunque, como pasó en anteriores gestiones, los maestros podrían ser la variable coyuntural para medir la resistencia socialista.

Fuente: Campodiario

Comentá la nota