Santa Fe: cuentas complicadas

El ex ministro de Hacienda santafesino, Walter Agosto, consideró que la defensa utilizada por la actual gestión provincial en torno a la rigidez del gasto para explicar el déficit "es no saber de qué se trataba", tras lo cual agregó: "O creían que en la administraciones del PJ eran flexible".
—¿Qué análisis hace de las cuentas provinciales?

—Las veo complicadas. Similar a lo que ocurre con la Nación, el gasto, con un incremento de recursos muy importante, crece mucho más rápido que los ingresos. De continuar esta situación, es gestar las bases para los desequilibrios.

—Al igual que durante las gestiones justicialistas hoy se habla de la dificultad para contener el gasto debido a su rigidez. ¿Coincide en que estas son las causas?

—Si alguien se enteró ahora de que el gasto público en las provincias es rígido, es que no sabía de qué se trataba, ¿o alguien cree que el gasto durante las administraciones justicialistas era flexible? ¿Después de un año y medio se enteraron de que el gasto provincial era rígido? Eso habría que haberlo notado el primer año, por eso insistí siempre con tomar previsiones, justamente debido a la rigidez de las erogaciones. Porque cuando se lanza el gasto a crecer a un ritmo del 40 por ciento después es bastante complicado frenarlo. Yo me peleaba con propios y extraños, porque podría haber aumentado el gasto 70 por ciento, pero qué pasaba con lo que venía después. No podemos vivir mirando sólo los ingresos y despreocuparnos del gasto. Nosotros nos tuvimos que bancar que a diez días de haber asumido estuviera tomada la Casa de Gobierno, nos cortaron todos los accesos a la ciudad y todos los gremios nos hicieron paro. Todo esto en un contexto en que había que manejar el gasto público recomponiendo ingresos, los cuales se habían pulverizado por la devaluación. Ese es un desafío. Hicimos una serie de cosas que seguramente pronto se verán reflejadas como, por ejemplo, que la Caja de Jubilaciones provincial dentro de poco sea superavitaria.

Comentá la nota