“Santa Cruz tiene una buena policía y trabajamos para que sea mejor”.

El Ministro indicó “nuestra fuerza de seguridad trabaja bien y hay un replanteo permanente puertas adentro”.
La provincia fue creciendo durante los últimos años a pasos acelerados. Crecimiento que no se acotó a su capital o a las ciudades más importantes, sino que se extendió a otras localidades debido a la puesta en marcha de algunos sectores productivos, como es el caso de Gobernador Gregores y El Calafate.

La seguridad figura entre las primeras áreas “obligadas” a readecuarse en forma constante producto del mencionado desarrollo acompañado por el ingreso de personas de distintos puntos del país y la región. Esta situación hace pensar en nuevas estructuras edilicias, mayor cantidad de personal, nuevo equipamiento técnico, para controlar a una mayor población y a nuevas metodologías delictivas.

Sobre la exigencia de readecuación de la fuerza policial en un momento crítico para las arcas provinciales, el ministro de Gobierno, Carlos Barreto, habló de un “replanteo puertas adentro del organismo” sobre el manejo de los recursos económicos y humanos. Asimismo, indicó que se profundizará la labor para que se garantice la seguridad en toda la provincia.

“Entendemos esta crisis, no la desconocemos, pero no significa que nos quedemos con los brazos cruzados esperando que pase, esto es una elaboración que tenemos que hacer entre todos”, manifestó.

Barreto contó que se ha conformado un mapa del delito en Santa Cruz que facilitará la tarea. Y elogió el “plantel policial” al que destacó como un alto porcentaje de personal garantizado con buena predisposición.

El funcionario recordó que no es fácil la tarea de los policías al tener que tratar con personas drogadas, alcoholizadas, que se auto-lastiman. “Es todo un mecanismo donde lamentablemente en la primera equivocación, el costo es para la fuerza policial”, estimó.

Consultado sobre la situación en el sector de “Las Casitas” y los esfuerzos que demanda al accionar policial, el Ministro se refirió como “una situación delicada” donde a menudo se encuentran con menores de edad y se necesita la participación de la familia porque son “lugares de alto riesgo”. “No es una tarea fácil arbitrar este tipo de lugares, no es fácil la tarea para el personal nuestro, mas allá que se ponga voluntad desde la propia Municipalidad”.

Por otra parte, Barreto destacó la capacitación del personal policial como parte de un proceso de cambio en la institución. En este sentido, destacó la lucha contra el narcotráfico llevada en forma conjunta con las provincias vecinas y acompañadas por otros organismos como el SEDRONAR. “Tenemos instrucción precisa del Gobernador en brindar todas las herramientas posibles para que estén al alcance de nuestro personal, que se capaciten. Y por suerte está a la vista los resultados sobre la trata de personas como en el de la lucha contra la droga”.

Por último, el funcionario se refirió a los controles en las rutas reconociendo que hay lugares en los que faltan, especialmente en la zona centro. Y deslizó la posibilidad de lanzar “operativos sorpresas” en las rutas santacruceñas que en su momento estuvieron canalizados a través de la Comisión de Seguridad Vial de la provincia, conformada por la Policía, Gendarmería y Vialidad.

Comentá la nota