Santa Cruz es la tercera provincia de menor requerimiento en la lista del INCUCAI

Mientras Tierra del Fuego es la provincia del país que menos personas esperan un transplante, Santa Cruz es la tercera de menor requerimiento. Entre ambas está Corrientes, donde 49 pacientes esperan un órgano. Chaco es la cuarta.
Durante 2009, por segundo año consecutivo, se alcanzaron los 500 donantes reales.

En la provincia hay 55 pacientes con patologías renales, hepáticas, de córneas o pancreáticas, entre otras, y que necesitan un transplante de órganos o tejidos para mejorar su calidad de vida.

Según se informó desde el INCUCAI, la provincia argentina que menos transplantes necesita es Tierra del Fuego, con 32 inscriptos. Segunda está Corrientes, con 49 pacientes en el listado, en la tercera ubicación está Santa Cruz, con 55, seguida por el Chaco en la cuarta ubicación, con 76 pacientes.

Luego se ubican Formosa con 83 anotados, en el quinto lugar, Catamarca (89), La Rioja (104), San Luis (116), Misiones (123) y La Pampa (127), en lo que se constituye el lote de 10 provincias con menos inscriptos en las estadísticas del INCUCAI.

El segundo lote lo conforman Chubut (132), Entre Ríos (145), Jujuy (159), Neuquén (171), Río Negro (193), San Juan (202), Santiago del Estero (207), Salta (214), Mendoza (333) y Tucumán (338).

Finalmente, la problemática se ve más crudamente en los distritos de Santa Fe (520), Capital Federal (574), Córdoba (878) y Buenos Aires, con 3987 personas.

De estas cifras se desprende que 5900 personas están en la lista de espera nacional por un órgano y se eleva a 8907 si se toman en cuenta los tejidos.

En 2009 hubo medio millar de donantes y cerca de 1200 transplantes de órganos.

Durante 2009, por segundo año consecutivo, se alcanzaron los 500 donantes reales, lo que permitió que se realizaran 1.192 trasplantes de órganos, cifra que representa la segunda marca más alta en la historia del país, según estadísticas del Instituto Nacional Central Unico Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI), dependiente del Ministerio de Salud de la Nación.

Teniendo en cuenta que en 2008 hubo un total de 519 donantes, el año pasado la donación evolucionó con una leve caída en los meses de la pandemia de gripe A (H1N1), detallaron las autoridades del INCUCAI.

Del total de trasplantes realizados durante 2009, 754 fueron renales, 237 hepáticos, 89 cardíacos, 67 renopancreáticos, 24 pulmonares, 6 cardiorrenales, 5 hepatorrenales, 3 pancreáticos, 4 cardiopulmonares, 2 intestinales y 1 hepatointestinal. También se concretaron más de 900 trasplantes de córneas y hubo 321 donantes de tejidos.

De esta forma, Argentina alcanza una tasa de 12,5 donantes por millón de habitantes (PMH), que la mantiene en los primeros lugares de Latinoamérica en materia de donación de órganos.

Además, en cuanto a las tasas de trasplantes cardíacos, pulmonares, hepáticos y pancreáticos, el país está ubicado en primer lugar a nivel regional. Estas cifras son el resultado del trabajo de los hospitales, de los organismos provinciales de procuración y por sobre todo, de la voluntad de los donantes.

"Cada récord alcanzado por nuestro INCUCAI es un nuevo desafío a futuro, porque todavía hay miles de argentinos esperando por un órgano para mejorar su calidad de vida o directamente salvarla", dijo el ministro de Salud, Juan Manzur.

El funcionario puso de relieve que "la solidaridad colectiva y la conciencia ciudadana siguen siendo la llave para abrir la puerta a los trasplantes de órganos", porque -dijo- "el Estado ya se encargó de equipar a más de cien hospitales de todo el país, de capacitar a sus excelentes recursos humanos, de sancionar una ley moderna y de dotar a todo el sistema de la logística necesaria. Sólo falta que el compromiso de la comunidad se mantenga activo en forma permanente".

Por cuarto año consecutivo, en 2009 se superaron los 1.000 trasplantes de órganos y ello demuestra que Argentina mantiene su crecimiento desde la implementación del Programa Federal de Procuración de Organos y Tejidos en 2003, que marcó un punto de inflexión en la actividad.

Además, el año pasado se superaron los 40.000 donantes voluntarios de médula ósea inscriptos en el Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) del INCUCAI. A través de este registro se realizaron 53 trasplantes con células provenientes de donantes no emparentados de distintos países del mundo, lo que representa un incremento del 23 % en la cantidad de este tipo de intervenciones con respecto a 2008. Entre los donantes de células, tres provinieron de nuestro país, gracias a quienes se realizaron trasplantes en dos pacientes argentinos y en uno del exterior.

La media nacional de 12 donantes PMH fue superada por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las provincias de Corrientes, Mendoza, Buenos Aires, Entre Ríos, Córdoba y Chaco. En 2009 los crecimientos más importantes se produjeron en Corrientes, con 39,04 donantes PMH, y Mendoza, con 24,03 donantes PMH, índices de procuración comparables con los de los países más exitosos en la materia.

A mediados de diciembre pasado el INCUCAI organizó la XXIII Reunión de la Comisión Federal de Trasplante (COFETRA), integrada por los organismos de procuración de órganos de todas las provincias. El encuentro contó con la presencia de autoridades del Ministerio de Salud de la Nación y de las principales sociedades científicas relacionadas con la donación y el trasplante: la Sociedad Argentina de Trasplante, la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, la Sociedad Argentina de Nefrología y la Asociación Argentina de Procuración de Organos y Tejidos para Trasplante. En dichas jornadas se trazaron las estrategias, los instrumentos de intervención y las metas para este año en materia de procuración de órganos, tejidos y células para trasplante en todo el país.

Comentá la nota