Santa Cruz, privilegiada en el reparto de obras y recursos del Estado

Santa Cruz, privilegiada en el reparto de obras y recursos del Estado
Grandes obras de infraestructura, refinanciación de deudas y ATN, para la provincia K.
Desde la llegada de Néstor Kirchner a la Casa Rosada en mayo de 2003, Santa Cruz se convirtió en una provincia privilegiada a la hora de recibir las inversiones en obras públicas y las asistencias financieras que se manejaron desde la Nación.

Al igual que La Rioja durante la gestión presidencial de Carlos Menem, la provincia de Santa Cruz bajo la administración kirchnerista se ha visto notablemente beneficiada con la asignación de recursos, subsidios y compensaciones económicas.

Las principales vías de alimentación de obras y fondos que tiene Santa Cruz son el ministerio de Planificación, la cartera de Economía y la Jefatura de Gabinete.

Desde el área de Julio De Vido, lo que sobresale son los grandes proyectos de infraestructura y la permanente incorporación de la provincia a todos los programas de obras públicas, donde Vialidad Nacional pasó a jugar un rol clave en el reparto de fondos.

En tanto, por el lado de Economía y Jefatura de Gabinete lo que se canaliza son los ATN (anticipos del Tesoro Nacional), la refinanciación de deudas y los giros a municipios y comunas. Según los datos relevados por el CIPPEC, durante 2008 Santa Cruz embolsó $ 1.358 millones por distintas transferencias discrecionales de la Nación.

En el caso de Río Turbio, a la inversión en la central termoeléctrica ¿que ahora está en la mira por supuesto sobreprecios¿de casi $ 2.600 millones, la Nación le añadió otro paquete de obras y adquisiciones complementarias de $ 600 millones tiene en ejecución desde hace cuatro años.

En el sector eléctrico, la Nación afrontó la obra interconexión de la Patagonia con el resto del país, que en el caso de Santa Cruz comprendió la ejecución del tramo Pico Truncado-Puerto Madryn con una inversión de casi $ 500 millones, que también ha sido motivo de una denuncia por sospecha de sobreprecios.

En materia energética, se encuentra en proceso licitatorio la megaobra hidroeléctrica de "Condor Cliff y La Barrancosa", donde está en juego una inversión estatal cercana a los $ 3.000 millones de dólares.

Se trata de dos usinas sobre el río Santa Cruz por las cuales compiten dos grupos de empresarios K: la sociedad Eurnekián y Cartellone y el consorcio Electroingeniería, Iecsa y Cartellone.

Sin dudas los giros de la Nación que más crecieron son los vinculados con las obras viales.

Hasta el año 2003, Santa Cruz se llevaba entre el 2 y 3% de los recursos anuales que se destinaban a rutas y caminos. En los últimos tres años, la provincia recibió, en promedio, el 15% de las inversiones anuales de Vialidad Nacional. Entre 2007 y 2008, la Nación le giró $ 1.600 millones para obras viales, casi la misma cantidad de recursos que destinó a las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.

De todos los municipios santacruceños, el que más obras públicas específicas de la Nación ha cosechado en los últimos años es El Calafate, el lugar elegido por los Kirchner para residir, descansar e invertir en la provincia. Para dotar de gas natural a la localidad, la Nación se hizo cargo de los $ 350 millones que costó el gasoducto que proviene del yacimiento Boleadoras y que fue bautizado con el nombre de Néstor Carlos Kirchner. A eso se agregan otros $ 120 millones para el acueducto que están construyendo las empresas Esuco y JCR. Y otro paquete de casi $ 50 millones para la pavimentación de todas las calles y la remodelación del estadio de fútbol de la "capital de los glaciares".

Comentá la nota