Santa Cruz necesita otro salvataje de la Nación

El Gobierno nacional deberá asistir a la provincia con 360 millones de pesos para cubrir el déficit del sistema jubilatorio. Piden un nuevo esquema.
Las cuentas del gobierno de Santa Cruz están en alerta rojo. La provincia paga los haberes a unos 11.600 jubilados, los que en 2008 insumieron 915 millones de pesos. Las estimaciones de Marcial Cané, titular de la Caja de Previsión Social, marcan que para 2009 se prevé un 20% más de gasto "ya que se van a incorporar desde enero a diciembre (un promedio de 62 a 65 nuevos por mes) y por los posibles reajustes salariales". Cané explicó la crisis de números en la Legislatura local, a donde concurrió para informar sobre el presupuesto del organismo que dirige.

Según el funcionario, el año pasado el déficit fue de 230 millones de pesos y a lo largo de este superará los 360 millones de pesos. Para que el sistema no colapse, la diferencia la deberá aportar el Gobierno nacional.

El déficit. Las causas que provocaron lo que la administración de Peralta llama "déficit" y los críticos denominan "desfinanciamiento" son múltiples.

Durante una década se pagaron sueldos públicos en negro a los más de 7 mil trabajadores de los distintos Planes de emergencia laboral. Las "sumas fijas no remunerativas" que el Gobierno otorgaba como aumentos salariales llegaron a constituir mas de la mitad del sueldo.

En el sector docente el Estado provincial aporta solo 5,5 por ciento, mientras que el trabajador aporta 14 por ciento "por un error de tipeo", según admiten en la oficinas públicas. El "error" persiste hace quince años.

Con la excepción del municipio de Río Gallegos, las restantes trece municipalidades del interior no realizan los pagos de las retenciones jubilatorias que efectúan a sus empleados. Según la ley 1782 los docentes se jubilan sin límite de edad con 25 años de aportes, en tanto que los policías lo hacen con solo 20 años sin importar la edad.

Para Susana Ruiz, vocal por el sector de los pasivos en la Caja de Jubilaciones, otra de las razones del agujero negro del sistema jubilatorio provincial se halla el destino de los fondos aportados. "En aquellos casos en que un trabajador que certifica 15 años de aportes al ANSES, con 16 aportados al sistema provincial alcanza una jubilación santacruceña, aunque la provincia luego no vea un peso del dinero aportado al organismo nacional", advirtió Ruiz en diálogo con Crítica Santa Cruz.

La dirigente gremial explicó estos casos suceden porque "no se aplica la llamada ley de reciprocidad por el cual la provincia debiera recuperar esos aportes hechos al ANSES o a otras cajas provinciales".

¿Y lo que falta? La Caja de Jubilaciones de Santa Cruz se financia gracias al convenio de armonización y financiamiento del sistema previsional que firmaron en 1995 el ex gobernador Néstor Kirchner y el ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, durante la presidencia de Carlos Saúl Menem.

Por este acuerdo, el Estado nacional financia con recursos provenientes de rentas generales "los déficits globales de los sistemas previsionales provinciales no transferidos hasta la fecha del presente convenio en función de los regímenes actualmente vigentes".

La normativa establece que "las cajas continuarán administradas por las respectivas provincias, si así lo desearan o cláusulas constitucionales impidieran su transferencia, quienes armonizarán en un plazo de 180 días sus sistemas integrados de jubilaciones y pensiones para sus beneficiarios futuros en función de las pautas nacionales en cuanto al régimen de aportes y contribuciones, así como de los requisitos para acceder a beneficios en el futuro".

El convenio venció en el 2005 por lo que debe prorrogarse cada año para mantener el esquema de asistencia de Nación. Si bien la Nación envió puntualmente el dinero para cubrir el déficit de la Caja, la provincia no solo no cumplió con modificar el régimen de jubilaciones, sino que en 15 años no confeccionó los balances del organismo.

"Los balances faltan desde 1994 y a pesar de que nos dicen que el balance general está terminado, nosotros todavía no lo vimos", denunció a este medio la vocal Ruiz, quien si bien se manifestó preocupada por el actual estado en que se encuentra el sistema, asegura que "es necesario un cambio de la ley que no sea traumático".

Convenio. "Armonizar el sistema jubilatorio" significa para Santa Cruz modificar la ecuación años de aportes y edad jubilatoria, y el tan temido 82 por ciento móvil que la provincia sostiene invariablemente.

Desde el ámbito gubernamental tranquilizan. "La Caja no va a ser transferida a la Nación, la edad jubilatoria no se va a modificar, y en función de esas pautas tenemos que ponernos a trabajar para desarrollar un nuevo esquema de legislación", expresó titular de la entidad.

Como representante de los jubilados y pensionados adelantó que están juntando firmas para pedirle al gobernador Peralta que gestione ante la presidente Cristina Fernández de Kirchner la firma de un nuevo convenio que vaya modificando paulatinamente el sistema, pero con una condición: que esos cambios "no sea traumáticos para nadie".

Comentá la nota