Santa Cruz: derrota en el corazón kirchnerista

El Acuerdo Cívico y Social Cambiemos para Crecer, encabezado por el radical Eduardo Costa, se impuso en Santa Cruz con un escaso margen sobre los candidatos del kirchnerismo, lo que representó un duro revés para el gobernador Daniel Peralta y para el Gobierno nacional.
El escrutinio de más del 99 por ciento de las mesas arrojaba esta noche un 42,5 por ciento para el ACyS Cambiemos para Crecer, y un 41,2 para el Frente para la Victoria.

Ante el resultado, el Acuerdo opositor salió a festejar en la intersección de las calles Roca y San Martín, en la capital provincial y, en ese marco, Costa afirmó: "Es un triunfo de la gente, que demuestra que en Santa Cruz sí se puede".

"Es el triunfo de la gente que tiene necesidades y no encuentra respuestas", subrayó el candidato ganador, tras conocer el resultado.

En tanto, el jefe de Gabinete de Peralta, Pablo González, reconoció que el kirchnerismo provincial "perdió" la elección por un porcentaje muy ajustado, pero "irreversible", a manos de la alianza entre radicales y socialistas, sector que se adjudicaría dos de las tres bancas que se ponen en juego en la provincia.

En declaraciones a la prensa en el búnker del Frente para la Victoria, González admitió que la fórmula del oficialismo perdió a manos del candidato opositor, y no logró retener los dos escaños que ponía en juego este domingo.

En tanto, los postulantes del oficialismo, el intendente de Caleta Olivia, Fernando Cotillo, y la esposa de Peralta, Blanca Blanco, mantuvieron el silencio, aunque se supo que el gobernador provincial llamó a Costa para felicitarlo por la victoria.

La clave de la victoria provincial de la oposición se basó en el triunfo en las ciudades de Río Gallegos y Caleta Olivia, los dos distritos más importantes en cuanto a cantidad de votantes.

De esta forma, Costa y su compañera de fórmula, Elsa Álvarez, accederían al Congreso nacional, al igual que el oficialista Cotillo.

La elección de Santa Cruz marcó un fuerte crecimiento del ACyS, en detrimento del kirchnerismo local que encabeza Peralta, espacio que se imponía como favorito en las encuestas de intención de voto anteriores a los comicios parlamentarios.

En el tercer lugar quedó el Encuentro Ciudadano, con el 7,4 por ciento, y en el cuarto el Frente de Unidad Trabajadora, con el 4,5 por ciento, ambos sin posibilidades de acceder a una banca en el Congreso.

El proceso electoral en la provincia se realizó en forma tranquila y sin mayores incidentes, y el gobernador santacruceño inauguró la votación local, en la que también participó la presidenta Cristina Kirchner, quien viajó especialmente a Río Gallegos para emitir su sufragio.

Las 666 mesas habilitadas en el distrito fueron abiertas sin mayores demoras, a excepción de algunas escuelas de la capital, que abrieron sus puertas entre 20 minutos y media hora después del horario previsto para el inicio del acto electoral.

Estos comicios fueron los primeros desde 1987 en los que no se presentó ningún Kirchner en las boletas, algo que repercutió en el poderío del Gobierno nacional en la provincia, ya que el Justicialismo no perdía desde ese año.

Comentá la nota