Santa Cruz y Buenos Aires, las "mimadas" del Presupuesto

En algunos planes se registran sobreejecuciones de hasta el 225%
En el reparto desigual de los recursos públicos, Buenos Aires aparece como la gran favorecida entre todas las provincias. En los principales programas de infraestructura y desarrollo ejecutados por el ministerio de Planificación, el distrito bonaerense se llevó en el período preelectoral incluso más dinero de que el presupuesto nacional le asignó para todo el 2009.

Según consta en el sitio de Ejecución Presupuestaria Nacional, que detalla entre otros ítems los recursos correspondientes a la Dirección Nacional de Vialidad, mientras que la provincia de Buenos Aires recibió en el primer semestre 310 millones de pesos -100,4% de lo previsto para todo el año-, a la ciudad de Buenos Aires llegaron 75 millones, 44% de lo asignado. Algo similar ocurrió en San Luis, otro distrito gobernado por opositores. Allí hasta junio ingresaron el 34% de los recursos asignados, 22 millones. Los números más sorprendentes son los de Santa Cruz, que percibió 352 millones, 225% más de lo estipulado para todo el año.

En el programa Techo Digno, que agrupa los principales emprendimientos de viviendas, en el primer semestre la provincia gobernada por Daniel Scioli consumió el 77% de los fondos previstos para el año, que suman 765 millones de pesos. Como contracara, la opositora Catamarca solo recibió el 30% de los 69 millones de pesos asignados para todo el 2009.

Dentro del programa Techo Digno, también hubo otras provincias en las que el gobierno nacional apostó fuerte y por eso les repartió más dinero que el prometido. En ese listado se cuentan La Rioja, que en lo que va del año recibió 73, 172% más de lo que tenía asignado. Una situación similar se dio en Misiones, que ya gastó 72 millones, 283% más de la partida que originalmente se le había otorgado. Y lo mismo ocurre en Santa Cruz, que recibió 10 millones, 291% más.

También se encuentran datos interesantes en el programa de Apoyo para el Desarrollo de la Infraestructura Urbana en Municipios. Otra vez la gran beneficiaria fue Buenos Aires, con 97 millones, 122% más de lo establecido. En cambio, la Ciudad recibió solo 2,5% de lo pactado para el año.

Más drástica es la situación en el Plan de Urbanización de Villas y Asentamientos precarios. Buenos Aires recibió en el primer semestre 195 millones, 118% más que la partida fijada para 2009. A la Ciudad de Buenos Aires le llegaron 4 millones, el 21% del total prometido. Y el resto de las provincias no percibieron ni un peso de este programa, que en total reparte 344.120 millones de pesos.

Esta vez, el manejo discrecional de los recursos públicos no funcionó como estrategia de campaña. Tanto Buenos Aires como Santa Cruz recibieron más de lo que les correspondía y aún así, en las urnas hubo menos votos oficialistas de los que el kirchnerismo apadrinaba.

Comentá la nota