En Santa Fe arrasó el defensor del lema "cintazos para los delincuentes"

Miguel Angel Corradini, actual concejal que recomendó "moler a golpes" a chicos que "se falopean y salen con revólver", ganó en Arroyo Seco y obtuvo la reelección. Al festejar, dijo que los votantes entendieron su "psicología del cinto".
Más allá de las trascendencias políticas que podrían tener en un futuro, las últimas elecciones legislativas en la provincia de Santa Fe dejaron además un llamativo, y por qué no alarmante dato. El 33,43 de la ciudad de Arroyo Seco ensobró en su voto al concejal del PJ que recomendó "moler a cintazos" a los jóvenes que delinquen.

Miguel Angel Corradi, actual concejal de la ciudad ubicada en el sur provincial, arrasó en los comicios con un total de 4.132 votos, obtuvo la reelección en su cargo y dos bancas de las tres en juego para su partido. Detrás, su principal oponente, el socialista Frente Progresista, alcanzó un total de 2.935.

Anoche, cuando los resultados a boca de urna lo ubicaban como un indiscutido ganador, reflexionó en declaraciones al diario La Capital que "evidentemente la gente interpretó lo que yo dije, y se dio cuenta de qué se trata la psicología del cinto, que no debe ser tomado en sentido literal".

La triste fama del presidente del Concejo Municipal de Arroyo seco llegó en agosto de este año cuando en plena sesión propuso, sin pelos en la lengua, "moler a golpes" a los jóvenes de edad que cometan delitos, sobre todo si "se falopean y salen con el revólver".

"Si enganchan a alguno, no maten a nadie. Pero mátenlos a cintazos. Esta es la única manera de corregirlos", sugirió optimista el justicialista Miguel Ángel Coradini, quien hace 15 años preside el Concejo Municipal de la localidad santafesina ubicada 300 kilómetros al sur de Rosario.

En un video que circuló por la web se puede apreciar al edil refiriéndose a la delincuencia juvenil como "cuatro mocosos los que andan jodiendo con esto" y otra propuesta para "moler los huesos" de los jueces locales que ordenen sus liberaciones. Indignado frente a las políticas de reinserción y educación, el reciente triunfador de Arroyo Seco despotricaba en sus declaraciones que "acá vienen y te dicen que hay que enseñarles guitarra a los chicos que roban, hay que decirles cómo se toma la leche para sean educados (…) y mientras tanto de cagan a palos y te roban todo".

MOLER HUESOS, QUEMAR RATAS. No es la primera vez que un dirigente político se ensaña con los pibes chorros y las poblaciones más vulnerables de la provincia. Hace poco más de un mes, un ex candidato a concejal de la ciudad de Gálvez del PRO -el macrismo le pidió la renuncia- también dedicó un tiempo a designar políticas contra la inseguridad y propuso " unirse y quemar a las ratas que viven en el barrio de atrás", por una villa de emergencia.

Jorge Fornari, flamante ex candidato a concejal, justificó en su momento que lo habían asaltado y que no había sido la primera vez. "Esta gente son como las ratas, tienen cría todos los días; voy al frente, hay que prenderle fuego, es la única forma de competir con ellos".

Comentá la nota