Santa Fe adhiere a "La Hora del Planeta 2009".

La iniciativa tiene como objetivo apagar las luces por una hora para concientizar sobre el cambio climático. Algunos hogares argentinos estarán a oscuras, otros permanecerán iluminados por la pantalla del televisor porque juega la selección.
El edificio de Salta 2951 quedará mañana a oscuras durante una hora. El motivo es la adhesión de la Municipalidad de Santa Fe -a través de la Subsecretaría del Ambiente-, a la mayor campaña en defensa del medio ambiente de la historia: "La Hora del Planeta 2009" impulsada por la WWF.

Cabe mencionar que, hasta ahora, más de 2.400 ciudades de 80 países se han comprometido a apagar las luces de sus edificios más emblemáticos, como gesto simbólico de apoyo a la acción generada por la WWF, una organización internacional independiente dedicada a la conservación de la naturaleza, que trabaja globalmente desde 1961.

De esa manera, el Municipio se involucra con esta acción conjunta que incluye tanto a los gobiernos, como a los representantes de las empresas y a los ciudadanos, para hacer un llamado de atención sobre los efectos del calentamiento global, concientizando y exigiendo a la población de todo el mundo que se inicien las acciones correspondientes para controlar las emisiones de CO2 antes de que sea demasiado tarde.

Fundamentos

Es importante mencionar que la presente propuesta se fundamenta en el hecho de que en el mes de diciembre de este año, los líderes de 192 países se reunirán en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático que tendrá lugar en Copenhague para lograr un nuevo acuerdo global que dé continuidad al Protocolo de Kioto. Por tal motivo, los organizadores consideran que "es la última oportunidad que tiene la humanidad para actuar de forma conjunta contra el cambio climático".

De esa manera, la Municipalidad de Santa Fe, adhiere a la "La Hora del Planeta" con el objetivo de enviar un mensaje claro y urgente, exigiendo un acuerdo justo y equitativo.

Ya son más de 2.400 ciudades las que se han comprometido en todo el mundo a participar en La Hora del Planeta. Con un gesto simbólico de apagar las luces de sus principales edificios y monumentos, harán una llamada de atención sobre la importancia de la lucha contra el cambio climático. Madrid, Barcelona, Londres, New York, Río de Janeiro, Sydney, Toronto, son solo algunas de las ciudades que suscriben a la propuesta.

Comentá la nota