Santa Fe adherirá a la ley de tránsito nacional

El plan elaborado por los profesionales de seguridad vial de la provincia de Santa Fe contempla la adhesión a la normativa nacional pero con algunas innovaciones para que se adecue al ordenamiento legal provincial.
El proyecto tomó estado parlamentario y deberá ser discutido ahora en las Cámaras. Binner señaló que esto implica "dos etapas: una es la educación y otra es la sanción".

El Gobierno de la provincia de Santa Fe envió ayer la Legislatura el proyecto de ley que establece la adhesión a la Ley Nacional de Tránsito y Seguridad Vial (Nº 26.363). Tal como se preveía, y se esperaba desde hace un tiempo, el plan que lleva la firma del gobernador Hermes Juan Binner se giró a las Cámaras que deberán ser las encargadas de tratarlo y darle sanción para que se ponga en práctica.

Esta mañana Gustavo Franco, director provincial de Seguridad Vial de la provincia, informó que los retrasos en la redacción de una norma de apego a las directivas nacionales radica en que se pretendía, y se logró, confeccionar una iniciativa "mucho más amplia" en la que se contemplen las particularidades de nuestro territorio, con "reservas y ampliaciones" y "no sólo una página" rubricada por las autoridades.

Vale mencionar que Santa Fe ya había adherido a la Ley nacional de Tránsito 24.449 mediante la Ley provincial 11.583, promulgada en 1998. Luego, el 29 de abril de 2008 se promulgó la Ley nacional 26.363 que modifica la ley 24.449.

En cuanto a las innovaciones particulares que incluye el plan, se cuenta el carné de conducir único, que servirá para desplazarse por todo el territorio nacional y que es una de las características más comunes del emprendimiento. A eso se le agregan algunas novedades como los requisitos de aprobar los exámenes psicofísicos, teóricos y prácticos -que incluye la asistencia a un curso teórico práctico de educación y formación vial de 30 horas cátedra-, la obligación de consultar el registro Provincial y Nacional de antecedentes antes de otorgar la licencia, y el sistema de puntos para el otorgamiento y caducidad de la vigencia de la misma.

A modo de ejemplo, el funcionario provincial nombró dos casos clave que ya causaron polémica: Test de alcoholemia y Vidrios polarizados.

Para el primero de los casos, Franco mencionó que en la norma se establece que negarse a realizar la prueba constituye una conducta ilícita autónoma de gravedad similar a una alcoholemia grave. En ese sentido detalló que en la ley anterior, quien se negaba a someterse al control era considerado alcoholizado pero ahora eso se modificó. Además se dispone la posibilidad de remitir el vehículo al depósito oficial para esos casos.

En el segundo de los ítems, el director intentó despejar las dudas con respecto al uso de las láminas oscuras en los vidrios. Según dijo, "entre las normas de cumplimiento de fondo en todo el país está la de fabricación de vehículos que deben tener determinadas características, entre ellas, la entrada de luz por los cristales y el polarizado altera eso".

Ante esa realidad se decidió optar por un criterio que prohíbe "alterar las condiciones" de fábrica del coche. Por ello no se permite oscurecer los vidrios ni, tampoco, cambiar el color de las luces.

Consultado por el mensaje, el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, dijo que "estamos avanzando en la ley nacional, con sus modificaciones. Por Santa Fe pasan 3.000 kilómetros de rutas nacionales y necesitamos un régimen que acompañe el régimen al nacional para educar y sancionar las infracciones de tránsito penadas por la ley".

"En principio esto implica educación, segundo que la gente tome conciencia que se pierden tantas vidas en accidentes de tránsito. El otro fin de semana tuvimos 15 muertes y Santa Fe está segunda lugar en país en cantidad de víctimas en accidentes. Hay dos etapas, una es por la educación y otra es la por la sanción. Ambas tienen que acompañarse para salvarse vidas humanas" concluyó el mandatario Socialista.

Comentá la nota