Los sanjuaninos sintieron el primer sismo del 2010

Tuvo una intensidad de IV a V en la escala de Mercalli. El epicentro fue en Ullum. Dijeron que fue "un movimiento importante".
Un temblor sacudió la provincia ayer y fue el primer sismo que percibieron los sanjuaninos en el 2010. El movimiento se produjo a las 9.28 y el epicentro fue en la Sierra de la Dehesa, en Ullum. Según los datos del Instituto de Prevención Sísmica (Inpres), con sede en San Juan, allí la intensidad del movimiento fue de IV a V grados en la escala de Mercalli Modificada y de IV en la ciudad. Y tuvo una magnitud de 5,5 en la escala de Richter. Los técnicos del instituto calificaron el temblor como "un movimiento de una intensidad importante". Y comentaron que, en la provincia, no se producía un sismo de estas características desde mayo pasado.

Según informaron desde el Inpres y desde Bomberos, no reportaron daños ni víctimas por el movimiento. Pero la gente pasó un buen susto porque en la ciudad el piso se movió fuerte, ya que el epicentro fue a sólo 30 km de la Capital sanjuanina, en dirección Oeste-noroeste.

"El sismo fue de una intensidad importante, hacía mucho que no registrábamos un movimiento así", comentó Carlos Rufino, técnico del Inpres. Y recordó que el último movimiento de características similares se produjo el 8 de mayo pasado, a las 10.45, y que el epicentro fue en el límite cordillerano de San Juan y Mendoza. "Ese movimiento fue muy parecido al que se produjo hoy -por ayer-, tuvo una intensidad de IV grados en la escala de Mercalli en la ciudad", recordó Rufino.

Después del temblor, que también se percibió en la Capital mendocina con una intensidad de III grados, medios de distintas zonas del país se comunicaron con el Inpres sanjuanino para pedir datos sobre el movimiento y reportar el temblor. El miedo y la conmoción aumentaron por el terremoto que sacudió a Haití el 12 de enero pasado, que tuvo una magnitud 7 grados en la escala de Richter y dejó la ciudad en ruinas y a cientos de miles de personas muertas, según cifras oficiales.

Comentá la nota