Sandoval repudió a la Policía provincial mediante un comunicado de prensa

Infoglaciar - Hubo 67 detenidos en la Fiesta de la Cereza, Sandoval repudió lo hecho por la Policía provincial mediante un comunicado de Prensa, sin embargo no quiso hablar, ninguna de las autoridades hizo declaraciones.
Trascendidos indicaron a este medio que hubo poco control sobre la venta de bebidas alcohólicas, además de que se vendían en envases de vidrio que habrían sido utilizados por agresores al personal policial y que tampoco entendieron que se cerraran las cantinas a las cuatro de la mañana. Tras el comunicado de prensa enviado por el intendente de Los Antiguos Oscar "Charo" Sandoval apuntando a la Policía de Santa Cruz y repudiando el accionar de "la infantería represora de la policía de mi provincia" este medio intentó darle voz al Intendente para justificar el comunicado pero se negó tanto él como sus allegados, tampoco los encargados de la comisaría de la localidad quisieron dar datos sobre lo ocurrido, ni tampoco el secretario del Interior Daniel Slopper quien aseguró desconocer lo hecho por los efectivos policiales durante la Fiesta de la Cereza. Por su parte el jefe de Policía Alejandro Martín, que estuvo a cargo del operativo de seguridad durante el evento se encontraba de viaje y no hubo forma de ubicarlo.

Sin embargo trascendidos brindaron algunos datos de lo sucedido y de lo que Sandoval denominó como "triste y lamentable situación" en un comunicado delegado a todos los medios. En primer lugar se pudo saber que en general el operativo estuvo en su mayoría cubierto por el personal de Infantería de la Provincia.

Según los datos recabados por Prensa Libre hubo aproximadamente 67 personas, entre ellos tanto mayores como menores, detenidas durante las tres noches del festival, todos arrestos que quedaron a cargo del Juzgado de la ciudad de Los Antiguos. La falta de control en el expendio de bebidas alcohólicas, la entrega de envases de vidrio de manera indiscriminada, la lógica necesidad de los comerciantes por tratar de generar rédito en cada una de las cantinas, la decisión de cerrar cada noche no más allá de las cuatro de la mañana habrían sido las principales causas de serios altercados entre la policía y sobre todo los jóvenes que poco aceptaban que a las cuatro de la mañana no se pudiera "tomar mas".

Esto habría puesto agresivos a los jóvenes que habrían enfrentado a la policía con los peligrosos proyectiles de vidrio de los que dispusieron gracias a la venta de bebidas en dichos envases, también habrían utilizado piedras.

Como consecuencia tanto la Infantería, el grupo GEOR y el Grupo de Operaciones Especiales se habrían visto obligados a detener a los agresores y ponerlos a disposición del Juzgado del lugar.

Por su parte en el comunicado que hizo llegar el Intendente Sandoval se argumenta que la Policía "de mi provincia en el cierre de la jornada de la madrugada del día sábado se dedicó a golpear, maltratar y detener en forma ilegal, llevando esposados a comisaría a personas inocentes que en muchos de los casos se dirigían a sus respectivos domicilios a descansar". El Intendente se negó a justificar verbalmente lo expresado sobre el papel, y es por eso que Prensa Libre se vio obligado a investigar al respecto, puesto que las acusaciones contra la Policía provincial sólo tenían el sustento de ese comunicado.

Trascendidos también informaron que no es la primera vez que sucede esto en la ciudad "cerecera" para la fecha de uno de los festivales más convocantes de la Provincia. En este sentido el condicionante de cerrar a las cuatro de la mañana de un año para el otro, cuando siempre se cerró a las seis también habría sido importante para la reacción de quienes se negaban a dejar de comprar bebidas alcohólicas en las cantinas, una decisión que fue tomada por la gestión municipal.

Hubo 67 detenidos, efectivos heridos, pero los hechos no fueron oficializados por las autoridades. Sólo el comunicado de Sandoval destapó el lado oscuro de lo que dejó la Fiesta de la Cereza, un comunicado que repudia los hechos de la policía, pero que también felicita al personal municipal, a los vecinos al personal policial de la comisaría local y a la Gendarmería. Sin embargo nada se dice de la organización del evento y la falta de control sobre la venta y expendio en envases de vidrio de las bebidas alcohólicas, además del rotundo cambio de horario también responsabilidad del municipio.

Comentá la nota