Sancionaron el plan de liquidación del Residual

Por mayoría la Legislatura sancionó ayer una ley que pone en vigencia un nuevo plan de regularización de deudas, disuelve otras y no permite que la entidad siga adelante con juicios contra deudores que reúnan algunas condiciones.
Imprimir esta nota

Enviar por mail

Galería de fotos

USHUAIA.- En una sesión maratónica, que demandó más de ocho horas, la Legislatura sancionó un proyecto de ley polémico: la disolución del Fondo Residual, previa regularización de la cartera de deudores y con la orden expresa de no seguir adelante con juicios entablados contra deudores, cuando estos reúnan algunas condiciones de incobrabilidad.

La ley «licuará» la deuda de muchos grandes deudores a la entidad que nació hace casi nueve años, luego de haber sido disuelta la «cartera sucia» del Banco Tierra del Fuego, consignada así porque se eran préstamos que se otorgaron a algunos clientes con escasa garantía de devolución del dinero.

También buscará beneficiar a muchos deudores pequeños, algunos de los cuales eran clientes del banco provincial, por haber accedido a una tarjeta de crédito comercializada por la entidad financiera y que cayeron en imposibilidad de cumplir con los pagos de las cuotas por dificultades económicas.

Otro aspecto que se destaca de este asunto -tratado sobre tablas, sin mediar un análisis en comisión-, es que todo el dinero recuperado será volcado a las arcas de rentas generales y dejarán de tener como destino la reparación de la deuda histórica con el sistema previsional.

Asimismo, en el caso de capitales que tiene el Fondo Residual y que fueron aceptados como parte de pago (sea el caso de terrenos); serán destinados al Gobierno, el cual dispondrá de los mismos, ya sea para negociarlos o con ellos ayudar a atender la demanda habitacional.

El proyecto fue impulsado por el Poder Ejecutivo y pone en marcha un nuevo plan de regularización de deudas, estableciendo un bajo interés, de acuerdo al actual mercado bancario; impone que los responsables del Fondo Residual no prosigan con aquellos juicios que resulten incobrables y existan certeras sospechas de su imposibilidad de recupero.

Para el plan de regularización, el organismo tomará como referencia el valor contable que tenía al momento de que el Banco de la Provincia de Tierra de Fuego hizo el traspaso al Fondo Residual, sumando a este el interés del 1% mensual, hasta que el deudor se acoge al nuevo régimen de devolución de lo que debe.

Aspectos salientes del nuevo plan de pago

- Una vez que el deudor se acoja al nuevo régimen de regularización, el Fondo Residual lo dará por cancelado y no lo tendrá más en su nómina de deudores. De esta forma se prepara el terreno para liquidar esa asociación civil, sin fines de lucro.

- El deudor pasa a ser nuevamente cliente del Banco Tierra del Fuego, porque esta entidad actuará de agente financiero para el cobro de las deudas.

- Todo el dinero que se recupere, será volcado a rentas generales. De esta forma, el Gobierno logra la captación de nuevos recursos propios, con lo cual se ayuda con un nuevo ingreso para achicar el déficit y poder cumplir -con ese dinero-, con gastos corrientes.

- Aquellos deudores que tenían planes de pago y estaban en mora, también podrán adherirse a este nuevo régimen y se aplicarán las nuevas reglas. Esto no implica que deba exigir devolución de los pagos que hizo con anterioridad.

- También podrán acceder al nuevo plan de pago aquellos deudores en mora a quienes se les haya iniciado un juicio ejecutivo, ya sea por parte del Fondo Residual o del Banco Tierra del Fuego. También se contemplan los casos que tienen sentencia.

- Los deudores al Fondo Residual que hayan iniciado una demanda contra esa entidad, contra el Banco Tierra de Fuego o contra el Estado, podrán acceder al nuevo plan de pagos; con la condición que primero desistan de los juicios iniciados.

- Para toda deuda refinanciada, se aplicará una tasa del 12% anual.

- En aquellos casos de deudores que decidan cancelar lo adeudado en una sola cuota, podrán acceder a una quita del 15% del monto total de la deuda a pagar.

Una vez que la ley quede vigente, los planes de pago que se pondrán en marcha son los siguientes, de acuerdo al monto de la deuda:

- Deudas de hasta 10 mil pesos, hasta dos años

- Hasta 50 mil pesos, el plazo a pagar será de 4 años

- Hasta 100 mil pesos, el plazo será de 6 años

- Deudas cuyos montos sean de entre 100 mil y 1 millón de pesos, 10 años

- Para aquellas deudas que superen el millón de pesos, se fija un plazo de hasta 15 años.

Comentá la nota