Sancionan a policías en paro

Sancionan a policías en paro
El Gobierno pondrá desde el jueves próximo 280 nuevos agentes en la calle para reemplazar a los que sean castigados.
A partir del próximo jueves 280 nuevos agentes de policía se pondrán el uniforme y saldrán a la calle para ocupar distintos puestos, entre ellos los que dejen los efectivos sancionados como consecuencia del acuartelamiento que iniciaron el jueves en rechazo al ofrecimiento de incremento salarial del 12 % anunciado por el Gobierno provincial.

El gobernador Juan Manuel Urtubey firmó en la tarde de ayer el decreto 548/09, por el cual se incorporarán a partir del jueves 5, a las 8, 280 agentes que reemplazarán a los que resulten sancionados. Los nuevos efectivos son de la Escuela de Cadetes que están actualmente terminando sus tramos de pasantías.

Por otra parte, se supo que los policías que no están prestando servicio serán sancionados. En este sentido, la Jefatura de Policía de la Provincia ya notificó a los agentes sobre esta situación. De acuerdo con la aplicación del reglamento, se establecerán sanciones que van desde el descuento de haberes hasta la exoneración de los uniformados en huelga.

Por otra parte, fuentes del Gobierno provincial aseguraron a El Tribuno que ningún agente va a cobrar menos de 2 mil pesos cuando se termine de efectivizar el total del aumento, escalonado en dos pagos.

De esta manera, el lunes 2 cobrarán el primer porcentaje y el incremento salarial se terminará de completar en marzo, con el sueldo de febrero. "Se debe tener en cuenta que el sueldo mínimo, neto a cobrar, de un agente es de 1.906 pesos, a los que hay que agregar asignaciones y antigüedad, entre otros ítems", señalaron desde el Gobierno.

La voz oficial

Mientras tanto, el secretario de Seguridad, Aldo Rogelio Saravia, y el jefe y subjefe de la Policía de Salta, Humberto Pascual Argañaraz y Mario Paz, respectivamente, encabezaron ayer al mediodía una conferencia de prensa donde se dio a conocer a la población salteña la oferta salarial oficial que, según consideraron, "equivale a un incremento superior del 12 % a partir de los haberes del 1 de enero para un agente que recién se inicia".

Argañaraz sostuvo que "no habrá otra propuesta de aumento" y exhortó a los policías acuartelados que "reflexionen y levanten la medida", de lo contrario serán "sometidos a las normas establecidas en los reglamentos internos, como descuentos de haberes, sumarios y exoneraciones".

Según estimaciones oficiales, el acatamiento en toda la provincia es del 40%. El trabajo en la Unidad Regional de Orán es normal y también en Cafayate. En Tartagal se adhirió un 10%, en Metán y J.V. González, un 10%. "Los aspirantes están en las calles y 100 efectivos culminan los trámites de incorporación, de éstos, 50 van a Orán y 50 a Tartagal, y otros 100 para la capital. Alrededor de 400 efectivos estarán trabajando en el transcurso de la próxima semana. De ser necesario se establecerán guardias especiales, el 911 está trabajando con normalidad y los agentes nuevos la próxima semana estarán en las calles", precisó Argañaraz.

La medida de fuerza continúa

Mientras desde el Gobierno se advirtió que no hay más fondos para aumentos salariales que los anunciados oficialmente y que "se sancionará a quienes no cumplan con su deber", los policías acuartelados en el Centro Policial Sargento Suárez aseguraron que mantendrán el paro hasta que se cumplan las garantías administrativas: esto es que no se sancione con descuento de sueldos, sumarios y exoneraciones.

Los efectivos en conflicto llevaron un petitorio a la Jefatura de Policía donde reclamaron una serie de ítems para volver a la actividad.

En primer lugar solicitaron que "se garantice al personal policial el derecho a peticionar ante las autoridades".

Rechazaron la resolución mediante la cual se fija el aumento por considerarla insuficiente.

Rechazan también la "adopción de represalias consistentes en sumarios administrativos y traslados intempestivos".

Solicitan la "revocación de la resolución que dispone descuentos, dado que se dicta a los efectos de socavar el reclamo salarial".

"Ratifican el pedido de incremento originario, consistente en $2.332 de manera inmediata, es decir con la liquidación del mes de enero".

Finalmente informan que "la Asamblea Permanente de Autoconvocados está propensa al diálogo".

La cronología

El sector de los policías retirados se reunió ayer con la plana mayor de la Jefatura de Policía y aceptó el ofrecimiento del 12 por ciento de incremento que otorgó el Gobierno provincial.

En una asamblea en la sede de la Asociación de Retirados y Pensionados de la Policía de la Provincia de Salta, en donde participó gente de Capital, el Valle de Lerma y Güemes, se explicó el ofrecimiento del Gobierno, el cual fue a votación y fue aprobado por unanimidad.

"Estamos conformes con los montos y aceptamos en vista del compromiso por parte del Gobierno de que este incremento abarca la primera mitad de 2009", señaló el comisario retirado Julio Cardozo, representante de la asociación que nuclea a la mitad de los 5.200 retirados y pensionados que tiene la Policía de la Provincia.

Por su parte, el subjefe de la Policía de Salta, comisario Mario Paz, señaló a El Tribuno que la seguridad para los espectáculos de la ciudad está garantizada.

Paz explicó que en las canchas está cubierto el servicio, al igual que en la realización de los diferentes corsos de la ciudad, donde habrá personal adicional dispuesto para resguardar la seguridad de los asistentes.

Comentá la nota