Sancionan a ex intendente a devolver casi $300.000

Es Emilio Mendoza, quién se declaró inocente. Le imputan pagos irregulares en su gestión.
El ex intendente caucetero Emilio Mendoza fue condenado por el Tribunal de Cuentas a pagar la suma 283.073 por presuntas irregularidades cometidas en su última gestión. Le imputan tres hechos distintos, pero el más cuantioso es por desembolsos supuestamente indebidos a la Cooperativa Eléctrica de Caucete que él mismo presidía. El justicialista recurrió la sentencia y se defendió diciendo que actuó con el respaldo de una ordenanza. La resolución implica que tiene que poner la plata de su propio bolsillo, aunque en la realidad la gran mayoría de los que fueron condenados por el organismo nunca le devolvieron un peso al Estado (Ver Casi nadie pagó). El castigo patrimonial es por el supuesto daño económico que la administración del ex intendente le causó a la comuna en 2006, cuando cumplía el tercer año de su último mandato -antes ocupó el mismo cargo entre 1999 y 2003-. A raíz de una serie de irregularidades, el Tribunal de Cuentas le inició un juicio de cuentas en cuya resolución le endilga tres hechos que juntos suman un perjuicio cercano a los 300 mil pesos, aunque no es el más alto que se recuerde contra el fisco.

El dictamen del organismo de control indica que durante la gestión de Mendoza, un empleado municipal cobró una licencia anual reglamentaria de 3.789 pesos a pesar de que se había tomado el descanso. Lo mismo sucedió con otro agente que percibió por el mismo concepto y en las mismas circunstancias un monto de 2.880 pesos. A eso se suma el hecho más grave, al menos por el impacto económico que le generó a las cuentas del municipio: el Tribunal de Cuentas dice que el ex intendente autorizó pagos a la Cooperativa Eléctrica de 276.404 pesos por la ejecución de trabajos en el departamento, sin atender el régimen de contratación y certificación de avance de obras que contempla la Ley de Obras Públicas.

Además del ex intendente justicialista, fueron declarados responsables dos de sus colaboradores más estrechos: Ana María Jalife y Héctor Raúl Buffagni, ex secretaria de Hacienda y ex tesorero municipal respectivamente. Eso significa que también deberían responder con su patrimonio.

Mendoza pidió ante el mismo Tribunal de Cuentas que se revise la sentencia y si su planteo es rechazado, tiene la opción de ir a la Justicia ordinaria. Ayer, el caucetero salió con los tapones de punta contra los miembros del organismo. Aseguró que "se equivocaron, porque no tuvieron en cuenta que hay una ordenanza que le permite al municipio contratar en forma directa a la Cooperativa, que es de todos los cauceteros". Además, los acusó de demorarse "en resolver mi planteo, porque saben que metieron la pata y quieren que la causa prescriba".

Mendoza no es el único ex intendente del periodo pasado que está bajo la lupa. También tienen juicios de cuentas en su contra Vicente Mut (Santa Lucía), Eduardo Atámpiz (Chimbas), Hugo Uzair (9 de Julio) y Alfredo Allegui (Iglesia). Mientras que el sarmientino Mauricio Cendón está siendo investigado en un juicio de responsabilidad y el calingastino Adolfo Ibazeta está a punto de ser condenado por la pérdida de más de 180 mil pesos en Crefi.

Comentá la nota