Sanción económica al colegio San José

La DIPREGEP le suspendió el aporte estatal por un mes •Fue porque sus representantes legales no matricularon a un alumno que tenía problemas de aprendizaje • Los directivos de esta escuela y de la 503 habían recomendando incorporarlo mediante un proyecto de integración.

La Dirección Provincial de Educación de Gestión Privada de la Provincia de Buenos Aires sancionó al Servicio Educativo del Colegio San José con la suspensión del aporte por un mes, a raíz de la no admisión de un niño que presentaba algunos desfasajes en su nivel de aprendizaje.

Según se conoció, las actuaciones se iniciaron a partir de la problemática relativa a la escolarización de un alumno, quien según un informe de su psicopedagoga particular, presentaba un defasaje importante en su nivel de aprendizaje, marcada hiperactividad, aunque en el mismo sugería que cabía la posibilidad de una permanencia en el Nivel Inicial.

Esto sucedió en el año 2005, por lo que se concretó en su momento una reunión entre la Supervisora del Nivel Inicial, el equipo directivo del Colegio y sus representantes legales, y la psicopedagoga particular del alumno. Allí se acordó llevar adelante una entrevista con los padres del menor y concretar la intervención de la Escuela 503 con la intención de evaluar las actuaciones curriculares en el marco de un proyecto de integración.

En octubre de ese año se realizó una nueva reunión donde desde la figura de los representantes legales se les comunicó a los padres que "el niño necesita concurrir a una escuela con otros recursos pedagógicos y técnicos adecuados a sus necesidades, por lo cual no será matriculado para el ciclo lectivo 2006".

El 17 de octubre, los padres del menor mantuvieron un encuentro con la Supervisora del Nivel Inicial de DIPREGEP, M. Laflito, a quien le solicitaron una mediación ante las autoridades del colegio. Esta gestión no dio sus frutos, aunque la inspectora propuso la continuidad del Proyecto de Integración en otro servicio educativo, lo cual fue aceptado por los padres.

Un mes después, se llegó al acuerdo de iniciar un proyecto de integración entre la Escuela 503 y el Jardín de Infantes del Colegio San José, y se estableció que al finalizar el año lectivo de 2006 se realizaría una nueva evaluación psicopedagógica para determinar consensuadamente la ubicación escolar definitiva para el período escolar 2007.

En diciembre, los padres decidieron presentarse en la Jefatura de la Región 10, calificando a la situación de exclusión y discriminación. A pesar de los esfuerzos por parte de la representante legal de la institución en fundamentar la no admisión del niño, la situación siguió su curso.

La investigación llevada adelante por la DIPREGEP llevó a escuchar a las distintas pares y finalmente el inspector jefe de la Región 10, Alberto Tejeiro, elaboró un informe en el que determinó: "Se ha puesto en riesgo la continuidad de la escolaridad del niño, por cuando la institución pudo matriculado al pequeño, facilitando la continuación del proyecto de integración, máxime contando con el apoyo, asesoramiento y orientación de la Escuela Nº 503 y el Cuerpo de Inspectores".

Al mismo tiempo, agregaba que "las representantes legales han tomado una decisión unilateral, no consensuada, que no privilegió el interés superior del niño a pesar de las indicaciones vertidas oportunamente".

Por todo esto, la Jefatura de la Región 10 consideró pertinente aplicar un apercibimiento al Colegio. En la Resolución se estableció que "el niño resultó víctima de un conflicto entre adultos, del que obviamente no era parte, sufriendo un inmerecido castigo, consistente en la frustración de su proyecto de integración y no re matriculación para el siguiente período lectivo".

Comentá la nota