Sanción definitiva para la ley que promueve el empleo local

El Senado aprobó la iniciativa del Ejecutivo que protege el trabajo.
La Cámara de Senadores de la Provincia dio ayer sanción definitiva al proyecto de ley de promoción del empleo, lucha contra el desempleo y atracción de inversiones. El senador justicialista Vicente Russo fue el encargado de fundamentar el proyecto, el que contó con la adhesión de la totalidad de los bloques.

Entre los principios de la ley se indica que el proyecto promueve la creación de puestos de trabajo; luchar contra los despidos colectivos y masivos; sostener el empleo actual; atraer inversiones con alto grado de desarrollo tecnológico; promover nuevos emprendimientos industriales, turísticos y agrícolas y alentar la radicación de inversiones en los departamentos de menor grado de desarrollo relativo.

Fija como instrumentos para su aplicación créditos fiscales por cada nuevo puesto de trabajo, mayores requisitos para gozar de la “tasa cero” en Ingresos Brutos; subsidios para el sostenimiento del empleo; desgravación impositiva y crédito fiscal para alentar la inversión y la creación de un Fondo de Desarrollo Regional Convergente.

Se indica que para mantener la “tasa cero” en Ingresos Brutos, el empleador no podrá producir despidos masivos sin causa o suspensiones masivas, considerando en este último aspecto más de un 15% en empresas de 400 empleados; más del 10% entre 400 y 1.000 empleados y más del 5% en empresas de más de mil empleados. Contempla también las exigencias para dictar el procedimiento de crisis.

En el caso del sostenimiento del empleo, se crea un programa en el ámbito de la Subsecretaría de Trabajo; se aplicarán fondos nacionales; el Estado pagará parcialmente salarios bajo compromiso de mantenimiento del empleo y se hará una reducción de tasas de interés en operatorias del Fondo para la Transformación.

Con relación a la atracción de inversiones, los beneficios serán la exención de Ingresos Brutos y sellos por 10 años; exención del impuesto Inmobiliario y Automotor por 10 años (para beneficiarios de la tasa cero) y estabilidad fiscal por 10 años; destaca la radicación de nuevos emprendimientos.

Comentá la nota