Sánchez se muestra partidario de la ausencia de legisladores oficialistas en la sesión preparatoria

El presidente del bloque de diputados del PJ, Ricardo Sánchez, opinó que "no se puede entregar mansamente" la Presidencia de la Cámara de Diputados a la Alianza Frente de Todos. Explicó que la aplicación del nuevo reglamento interno, que otorga la presidencia de la sesión preparatoria a Alicia Mastandrea, con el beneficio del doble voto, derivaría en la proclamación nuevamente de un legislador aliancista como titular de la Legislatura, por el período de dos años, por lo que concurrir y dar el quórum sería avalar esta situación.
Sánchez admitió que en este momento el diálogo entre oficialismo y oposición "está empantanado" y criticó lo que consideró la estrategia de Angel Rozas de intentar obtener la Presidencia de la Cámara, y en caso de no conseguirla forzar la intervención del Poder Legislativo.

"De sentarnos no hay nada que hablar y la Presidencia por dos años le va a corresponder a la Alianza", advirtió Ricardo Sánchez.

El diputado justicialista explicó que "la sesión preparatoria comienza con Mastandrea como presidente, quien con su doble voto define el presidente provisorio, y este provisorio con el doble, voto define el presidente definitivo", permitiendo que la titularidad del cuerpo se mantenga en la Alianza.

Sánchez se quejó porque "la Alianza en estos días ha llevado una serie de acciones concretas como la reforma del reglamento interno, y otra hacer votar la renuncia de Aída Ayala y el ingreso de un suplente", y consideró que "están dispuestos a dar la vida por la presidencia".

"En estas condiciones si nos sentamos no habría de qué hablar", pronosticó.

En cuanto a la actitud que tomará el bloque, admitió que "no lo decidimos formalmente, seguramente tendremos una reunión, pero yo soy partidario que mientras retomamos algún hilo de conversación, no demos quórum en esta sesión preparatoria".

El titular del bloque del PJ explicó que "toda esta negociación la llevó a cado el Gobernador", aunque reconoció que "hoy está la situación empantanada, la Alianza no quiere discutir", se lamentó

Sobre los diputados de la Alianza señaló que "no se si todos los legisladores tiene la misma idea de Rozas, su estrategia, que no la comparto, es nos dan la cámara o prefiero ir a una intervención con la caducidad de los mandatos y una nueva elección".

"Ojalá no compartan esto los 16 legisladores de la Alianza, creo que la estrategia del rozismo está en la posibilidad de la intervención", analizó Sánchez.

Insistió que su planteo es que "hasta que no se aclare el panorama no podemos dar mansamente un quórum para entregar la presidencia a quienes han tenido una derrota electoral y pretenden convertirla en una victoria institucional".

Comentá la nota