Sánchez explicó al Concejo la necesidad de vender los lotes

El intendente Carlos Sánchez llevó ayer su propuesta de vender lotes en Claromecó y Dunamar para poder culminar el hospitalito al Concejo Deliberante, y admitió ante los ediles que el dinero con que se contaba para esa obra se destinó a otros usos.
Según el mandatario, los terrenos "están en desuso e incluso en algunos de ellos la gente arroja basura".

Sánchez advirtió también que la idea de obtener fondos a través de la venta de esos lotes "ya se había conversado con las sociedades de Fomento de Claromecó y Dunamar, que en su momento estuvieron de acuerdo".

El jefe comunal sostuvo, finalmente, que si no acercó antes la información a los ediles de los distintos bloques fue porque la "mediatización" del tema no le dio tiempo a hacerlo.

Comentá la nota