Sánchez no descarta que tenga que hacerse una audiencia pública por la ampliación del ejido municipal

El concejal de la Concertación para el Desarrollo de Viedma, Pedro Sánchez, aseguró que “no descartamos la audiencia pública como un elemento importante y trascendente teniendo en cuenta que son 150 kilómetros de costa”, en relación a los proyectos presentados de ampliación del ejido municipal, uno de su autoría y otro de Hilda Schlitter.
Apuntando al proyecto de la presidente del Concejo Deliberante, indicó a la agencia APP que “tener urgencia sobre Pozo Salado y no incorporar Wintter ni Nueva León, donde no hay núcleos poblacionales, sino que lo que tenemos es una pertenencia plena de esos lugares, puede ocasionar que el día de mañana San Antonio nos diga que nosotros fijamos ese ejido ahí porque era hasta donde teníamos que llegar y no nos corresponden las demás tierras”.

Señaló Sánchez que “los dos proyectos presentados, el de Hilda Schlitter y el mío, tienen la misma temática que es la ampliación del ejido municipal, no ejido colindante o límite. Por ser la misma temática, por reglamento del Concejo Deliberante ambos expedientes se juntan y tienen que tener un dictamen en general en todas las comisiones que pasen. Se está debatiendo la posibilidad, más allá del curso administrativo, de alguna reunión con algunos legisladores, seguimos recogiendo opiniones de otros actores que le interesa la temática , y no descartamos la audiencia pública como un elemento importante y trascendente teniendo en cuenta que son 150 kilómetros de costa”.

Al consultársele si se pueden conciliar los dos proyectos, dijo que “cualquier proyecto de ampliación de ejido no es malo, el problema pasa por el antecedente que se genera, y esto lo digo en función ya sí de los límites. Puede ser un antecedente negativo a la hora de la fijación de los límites, porque nosotros por el artículo tercero de la Carta Orgánica tenemos que reivindicar permanentemente los territorios de Adolfo Alsina”.

Apuntando al proyecto de Hilda Schlitter indicó que “tener urgencia sobre Pozo Salado y no incorporar Wintter ni Nueva León, donde no hay núcleos poblacionales, sino que lo que tenemos es una pertenencia plena de esos lugares, puede ocasionar que el día de mañana San Antonio nos diga que nosotros fijamos ese ejido ahí porque era hasta donde teníamos que llegar y no nos corresponden las demás tierras”.

Recordó Sánchez que “las playas que se encuentran en Wintter y Nueva León son excepcionales y constituyen nuestro acceso al golfo San Matías para los futuros desarrollos de pesca, por lo menos de pesca artesanal que hoy ya existen”.

Informó además que “la Sociedad Rural ya se ha expresado en los años 2000 y 2005, sobre todo por los dueños de campo de esas zonas, no solamente por el hecho de que sean dueños sino porque en su gran mayoría, en un 70%, son campos de gente que vive en Viedma y han poblado esa zona; hablamos de tres o cuatro generaciones”.

Comentá la nota