Sancassani renunció a la presidencia del bloquismo

En medio del debate del bloquismo por continuar o no el acuerdo con el PJ y de las presiones de los distintos sectores de la fuerza, Edgardo "Changuito" Sancassani presentó la renuncia a la presidencia del Partido Bloquista el viernes a la noche.
La decisión fue sorpresiva porque no había dado señales de sus ganas de dejar el cargo y hasta su principal impulsor, el embajador y presidente de la Convención, Leopoldo Alfredo Bravo, dijo ayer que no esperaba una decisión de ese tipo. Una fuente cercana al "Changuito" dijo ayer que "se cansó de poner la cara".

La decisión deberá ser tratada en la próxima reunión del Comité Central, que está prevista para el 27 o se puede convocar a una reunión extraordinaria, dijeron fuentes partidarias. En cualquiera de los dos casos, si le aceptan la renuncia la que sigue en la línea sucesoria es la diputada nacional Graciela Caselles, vicepresidenta del Partido Bloquista. O podrían buscar otra figura entre los miembros del Comité Central.

Sancassani fue junto con Polo Bravo el principal impulsor del acuerdo electoral con el PJ, cerrado para las elecciones del 2007 y que le permitió a Graciela Caselles llegar a ocupar una banca en la Cámara baja. Para las últimas elecciones el propio "Changuito" estuvo cerca de llegar al Congreso cuando ocupó el tercer lugar en la lista del Frente para la Victoria, pero la balanza se inclinó en favor del rawsino Mauricio Ibarra, y se quedó afuera.

Desde su lugar de presidente había venido aguantando la embestida de los sectores que apuraban romper ahora el acuerdo con el justicialismo. Entre los dirigentes que presionan están Juan Domingo Bravo y Julio César Conca y hasta el propio Enrique Conti. Este último incluso, luego de un tiempo prolongado sin actuación política, reapareció dispuesto a dar batalla y hasta no descartó ser el próximo candidato a gobernador del partido de la estrella en el 2011.

El problema de los bloquistas es cómo romper el acuerdo con el PJ cuando Bravo es embajador en Rusia por gestión del gobernador José Luis Gioja y Caselles tiene el aval del mandatario provincial.

En medio de ese debate, Sancassani pateó el tablero, y se recluyó en su casa de Zonda, donde nadie lo puede ubicar desde el viernes a la noche. Incluso ni Polo Bravo pudo hablar con él, según el mismo dijo.

Sobre la decisión de renunciar, Bravo se mostró sorprendido. "No sabía nada. Supongo que se debe haber cansado de la política de desgaste. En algún momento me contó que estaba cansado de las críticas de los correligionarios".

Dijo que en los próximos días viajará a San Juan desde Buenos Aires, donde está siguiendo el tratamiento por su enfermedad, para tratar de hacer cambiar de idea a Sancassani.

Sancassani estaba cumpliendo su segundo mandato al frente del Partido Bloquista, al que había llegado en mayo del 2006 con el aval de Polo Bravo y sucediendo a Conti. Por aquel entonces era secretario de Gobierno de la Capital en la gestión del propio Conti y en el 2007 accedió a una banca en la Cámara de Diputados de la provincia. Su mandato terminaba en julio del año que viene.

Comentá la nota