Sampayo pide juicio político para los concejales que no van a trabajar

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales afirmó que se debe cumplir con la Carta Orgánica que dice que "será causal de Juicio Político el ausentismo notorio e injustificado porque ello a su vez lleva como principio inmanente la falta de cumplimiento de los deberes a cargo de los concejales".
Jacinto Sampayo pidió este martes que se les haga juicio político a los concejales de Resistencia que faltan a las sesiones de manera injustificada, según lo establece la Carta Orgánica Municipal en su artículo 146.

"En mi carácter de representante de los trabajadores municipales, sostengo que la Carta Orgánica de la Municipalidad de Resistencia, en su artículo 146, debe ser aplicada con el máximo rigor que dicha normativa establece, cuando concretamente expresa: `Serán causales de Juicio Político, entre otras …. ausentismo notorio e injustificado porque ello a su vez lleva como principio inmanente la falta de cumplimiento de los deberes a cargo de los concejales´", afirmó Sampayo, mediante un comunicado.

Asimismo, el dirigente sindical señaló que "por lo tanto, si eso es causal de juicio político, el juicio político es una obligación impuesta a quienes les compete la obligación de proceder en consecuencia, es decir los concejales que no se hallan incursos en la causal mencionada, los cuales tienen la obligación de aplicar la Carta Orgánica, porque de lo contrario entrarían en incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos por omisión".

"De manera que se tendrá que proceder a la preparación de dicha instancia para lo cual el procedimiento establece que se constituirán las salas Acusadora y la de Sentencia y se elegirán sus autoridades. Entonces si hay que aplicar la ley, o se les hace juicio político a los renuentes a cumplir con su obligación o se les descuenta la dieta, ya que la víscera más sensible del ser humano está constituida por el bolsillo", afirmó Sampayo.

El secretario general de los empleados municipales de Resistencia indicó que "caso contrario, los que no tienen ganas de trabajar que renuncien, por cuanto la dieta no es una pensión graciable y por lo tanto requiere una contraprestación, aunque algunos funcionarios electos interpreten que si es una pensión graciable y vitalicia".

"Además hay que consignar que la actitud de incumplir con sus funciones causa un perjuicio al erario público, produciendo el congelamiento de salarios toda vez que es imposible solicitar un incremento salarial sino se aplica la ordenanza general tributaria ya que la no aplicación conlleva la disminución o paralización de los recursos genuinos", finalizó Sampayo.

Comentá la nota