Salvo los kirchneristas, hubo apoyo unánime al campo, pero con votación dividida.

Salvo los kirchneristas, hubo apoyo unánime al campo, pero con votación dividida.
Para radicales y juecistas, Unión por Córdoba da un respaldo débil al sector agropecuario.
Justicialistas (y anexos), radicales y juecistas coincidieron ayer en defender la causa del campo, pero de todas maneras no pudieron ponerse de acuerdo en el texto de la declaración que pretendían aprobar, por lo que finalmente el oficialismo llevó adelante el suyo en soledad.

Las críticas al campo fueron disparadas por la kirchnerista Silvia Rivero, quien se encontró en soledad en el recinto para agitar las banderas del matrimonio presidencial. Ocurrió que el presidente del bloque que integra, Concertación Plural, Enrique Asbert, había viajado a Buenos Aires para aplaudir a Cristina de Kirchner en Olivos. Hacia allí fue también Nadia Fernández, de la flamante bancada Peronismo Militante-PC. Y Pedro Ochoa Romero, el K del bloque Unión por Córdoba-FPV se fue del recinto silbando bajito antes de que traten el proyecto campesino. Ochoa Romero no firmó la solicitada oficialista de respaldo al gobierno en la polémica con Eduardo Buzzi porque rechazaba la expresión de que el PJ cordobés aspiraba a una reducción de las retenciones a las exportaciones agropecuarias. No quería, el kirchnerista, que su disidencia sea evidente en el recinto y optó por la fuga.

La palabra «aspiramos» fue la piedra de la discordia, la clave por la que los principales bloques de la oposición no acompañaron a Unión por Córdoba.

Sucedió que para radicales y juecistas, el gobierno provincial tiene una actitud tibia frente a la Nación. La UCR propuso, en cambio, que se instruya a los senadores nacionales, y se proponga a los diputados cordobeses, que impulsen las leyes necesarias para reducir las retenciones hasta hacerlas desaparecer.

Disminución de retenciones

“Aspiramos que el gobierno nacional aborde el tema de las retenciones a las exportaciones agropecuarias y las disminuya en el porcentaje que resulte necesario para devolverle la rentabilidad al sector productivo agroalimentario”, sostuvieron los legisladores oficialistas en el proyecto de declaración aprobado finalmente.

También, señalaron que insisten «con la necesidad de recrear el diálogo como única herramienta válida de superación de conflictos”.

No se privaron, claro, de elogiar al gobierno de su jefe: “valoramos el esfuerzo del gobierno de Córdoba en solventar las grietas que el sistema mundial en crisis provoca en el empleo de cientos de cordobeses” “esta ayuda, expresada a través de subsidios a trabajadores, significa un claro apoyo del Estado cordobés al sector productivo de la provincia”.

Casi sin respirar, los oficialistas dijeron que «la Legislatura de Córdoba ratifica su compromiso inquebrantable de defender los intereses económicos y sociales de nuestra provincia, por encima de cualquier interés sectorial y político, y defender la sustentabilidad del complejo agroalimentario como impulsor de la agroindustria, de la metalmecánica, del comercio, de los servicios, como principal ingreso de nuestra economía y como la herramienta esencial de desarrollo y progreso de nuestro pueblo».

Los opositores

Hipólito Faustinelli (UCR) dedicó buena parte de su tiempo en replicar al presidente del bloque UPC-FPV, Daniel Passerini, quien había dicho días atrás que la aparición de Luis Juez, Mario Negri y Oscar Aguad en Leones le hizo recordar a los «auténticos decadentes».

Quizás por el orgullo radical herido, aseguró que «tenemos las mismas convicciones y la misma lucha» con Negri y con Aguad, lo que seguramente alimentará las versiones sobre cierta inestabilidad en su posicionamiento interno en la UCR, lo que sin embargo Faustinelli niega.

A su turno, Miguel Ortiz Pellegrini (FCyS) recordó que al comienzo del conflicto del año pasado, ni bien se anunció el aumento de las retenciones, Schiaretti respaldó la medida del gobierno nacional.

Por ello, acusó a la Casa de las Tejas de dar un «apoyo oportunista y endeble» al campo.

Comentá la nota