Se salvó el CENTA

El Ministerio de Asuntos Sociales, el Centro de Trastornos Alimentarios (CENTA) y la Asociación de Padres Preayuda al Enfermo de Anorexia y Bulimia (APAAB), firmaron hoy un acuerdo que fija nuevos valores de las prestaciones.
De esta manera, el Centro podrá sortear las duras dificultades por las que estaba pasando, en el tratamiento de las personas con trastornos alimenticios y no cuentan con la cobertura de una obra social.

Por lo tanto, el MAS a través de la Subsecretaría de Salud Pública es el que se encargará de garantizar la atención de las personas con esta patología a partir de asumir los costos que esto implica.

Cabe recordar que en las últimas semanas padres de la APAAB le pidieron a las autoridades que escucharán el reclamo del centro ya que se habían recortado los horarios y por ende la atención de las personas atendidas, fundamentalmente niños y adolescentes que concurren al hospital.

Comentá la nota