Si salvan a las automotrices, podría haber rally navideño

Mañana, la Reserva Federal bajaría las tasas en 50 puntos pero el mercado quiere llevarlas a 0,25%. El dólar no se perjudicaría porque se mantendría como cobertura
El dato clave que seguirá observando el mercado es cómo terminará resolviendose el rescate a las tres grandes de Detroit (Ford, General Motors y Chrysler), si bien el viernes pasado la administración del saliente George W. Bush deslizó que utilizaría parte de los fondos destinados al otro salvataje (el del sector financiero por u$s 700.000 millones). Si bien calculan en el mercado que de ese total sólo quedarían disponibles u$s 20.000 millones, eso alcanzaría teniendo en cuenta que el plan rechazado en el Senado de EE.UU. era por u$s 15.000 millones. “Pueden usar ese dinero ahora y tirar hasta marzo para que estas empresas salgan momentáneamente del pozo. Después, el plan integral con más fondos tendrá que ser liderado por Obama ya como presidente”, decía un operador.

Lo cierto es que cierta resolución para el sector automotriz sería el driver de un año para el olvido en materia de inversiones. Es más, según se juegan algunos, podría desatar el tan mentado rally de fin de año que –vale recordar– no opacaría los magros resultados en términos anuales para los índices bursátiles (caídas de entre 35% y 40%). Según decía un informe de Portfolio Personal, desde 1993, las ganancias promedio para el Dow Jones en el último mes del año fueron del 1,5%. De hecho, el índice cayó sólo en 5 de 15 diciembres desde ese período. “Si salvan a las automotrices puede haber un rally de las acciones en las últimas dos semanas”, dicen operadores.

Además esta semana estará presente la última reunión del año de la Reserva Federal. Mañana, Ben Bernanke y el resto de los gobernadores deberán decidir qué hacen con las tasas de interés. Los fed funds se sitúan en 1%, los mismos niveles a los cuales Alan Greenspan llevó el costo del dinero para pilotear la mini recesión del 2001 en EE.UU. ¿Qué dice el mercado? Según los futuros de tasas de interés, el 74% cree que la Fed bajará 75 puntos básicos. O sea, el costo del dinero llegaría a 0,25% anual. Pero los analistas no creen que Bernanke vaya tan lejos. “Ya no tiene efecto el recorte de tasas. De hecho, Bernanke viene diciendo que la política monetaria ya no tiene mucho margen y debe actuarse desde otro frente”, señaló Juan Keser Piano, analista de mercados internacional de Silver Cloud Advisors. “No es mucho lo que pueda hacer la Fed. Ellos ni siquiera tendrían que bajar las tasas mañana porque saben que el estímulo a la economía es cero. Tiene que entrar en acción la política fiscal, como dijo Obama con los paquetes para reactivar el consumo que lanzará ni bien asuma la presidencia”, sostuvo un asesor de inversiones privado.

Sea como fuere, que la Fed reduzca el costo del dinero no necesariamente impactaría negativamente en el dólar. La moneda estadounidense vino recuperando terreno contra el euro y la mayoría de las monedas con las que se depreciaba. “Con todo lo que pasó en EE.UU., el dólar se tendría que haber destrozado pero no pasó. Es que los inversores lo consideraron como un activo refugio de valor. Igualmente, a la larga tiende a desvalorizarse pero el recorte de tasas también se está dando en otros países, con lo cual no va perder por esta medida en particular”, explicó Keser Piano. El Banco Central Europeo, en su reunión dos semanas atrás, podó las tasas en 75 puntos básicos a 2,5%, otra muestra de que –más tarde o más temprano– la tendencia de las tasas es similar para todos los casos. De hecho, el euro cerró en u$s 1,33 la semana pasada, después de estar a u$s 1,60 en abril (el máximo) y en u$s 1,24 (el más reciente mínimo)

Comentá la nota