La salud privada está en alerta por un posible brote de dengue

Labor. Se acordará la unificación de criterios de los diagnósticos en los pacientes que presenten los síntomas. Los representantes del sector indicaron que están a disposición del Estado para ayudar.
Las clínicas y los sanatorios, así como todo el equipo de profesionales que integra el sector privado de la salud, también se preparan para una posible epidemia de dengue en la provincia que obligue a trabajar conjuntamente con el área pública en el diagnóstico de los posibles casos.

Los referentes del área sostuvieron que durante el brote anterior se estuvo en contacto permanente con el Ministerio de Salud local debido a que el dengue es una enfermedad de notificación obligatoria.

Tal como ocurrió el verano pasado, se concretarán próximamente las pautas de trabajo y los protocolos de acción para que la atención sea unificada en todos los centros asistenciales de capital y del interior.

Consultado al respecto, el Dr. Benjamín Coria, presidente del Colegio de Médicos de Santiago del Estero, explicó: "Hace dos meses acordamos una reunión con la cartera de Salud para iniciar el diálogo en cuanto a los criterios comunes para que la parte privada no se maneje de manera distinta a la pública en lo que respecta a los protocolos y que tengan la misma manera de actuar".

Coria indicó que cuando se inició la epidemia en marzo pasado, "los pacientes con síntomas sospechosos aparecían también en las clínicas y sanatorios, quizás en la misma cantidad que en los hospitales".

Enfatizó: "El Estado es el que informa sobre los criterios de atención, y los sanatorios y los médicos se manejan independientemente sobre los pacientes que asisten".

Por su parte, el contador Aldo Yunes, presidente de la Federación de Clínicas de Santiago del Estero (Feclise) señaló que "en las últimas reuniones ministeriales hemos puesto a disposición la infraestructura de la parte privada".

Subrayó: "Vamos a colaborar en lo que podamos también en lo que respecta a la alta complejidad que se maneja en el sector así como se hizo durante el invierno con el gripe A".

"Estamos en alerta, disposición de las autoridades públicas", señaló Yunes al mismo tiempo que admitió que "se vivió un año muy difícil a nivel sanitario debido a la aparición de nuevas enfermedades".

Comentá la nota