Salud prioriza la prevención del dengue en zonas urbanas humildes

Ferro aseguró que el municipio se ocupará de controlar la situación del corralón municipal, aunque consideró que no es el principal foco. Brindó detalles de la tarea que se está encarando en distintas zonas.

"La gente tiene que saber que el mosquito del dengue es urbano, está muy cerca de las casas. El problema está en el florero, en el plato de agua que está debajo de la maceta, en el bebedero de las mascotas, en los pliegues de las bolsas de basura donde se acumula agua, en las piletas a las que no se les cambia el agua, en los baldes abandonados", enumeró el secretario de Salud Alejandro Ferro en referencia a la campaña de trabajo para la prevención del dengue, que se está encarando desde el municipio.

El funcionario reconoció que esta enfermedad "es un problema grave en lugares en los que hay pobreza, y en Argentina hay mucha pobreza. En lugares en los que no hay pobreza, aunque exista el vector -el mosquito aedes aegypti- no hay problema". Por eso recordó que "tenemos que hacer un trabajo permanente para tratar de concientizar, de cambiar costumbres muy arraigadas de personas que viven en la pobreza, para quienes es normal convivir con chatarra, que viven de y en la basura, eso es a lo que estamos apuntando".

Ferro se refirió a esta cuestión en el marco de las críticas realizadas por el concejal de Consenso Local, Carlos Katz, quien presentó un proyecto de comunicación que apunta a conocer el estado de dicho predio, sus condiciones de salubridad y sus posibles focos infecciosos en relación a la problemática del dengue. "Mientras el doctor Ferro recomienda que se tomen medidas para evitar la acumulación de agua y menciona en particular el tema de las carrocerías abandonadas, el propio Municipio acumula en su dependencia cientos de coches, generando no sólo una contradicción ante sus dichos sino también un posible riesgo ya que podría generarse un foco infeccioso en esa zona de la ciudad", sostuvo el edil.

Asimismo, el concejal destacó que "nos interesa saber qué hacen todos esos vehículos arrumbados en el corralón municipal, y si se han tomado las medidas preventivas contra el dengue. Creemos que el municipio debería dar el ejemplo y no solamente requerirlo a la población".

"La verdad es que los autos que están en el corralón municipal no están en un estado tan grave, como las situaciones que hay en otras partes de la ciudad", reconoció el funcionario, quien no obstante indicó que el municipio se encargará de controlar ese predio.

Ferro explicó que con el tema del dengue "toda tarea tiene que ser constante" y recordó que en coordinación con el área de Plagas Urbanas, que encabeza el doctor Conrado Murdoca, se están realizando acciones de prevención y control constantemente en la ciudad y por eso se mostró en condiciones de asegurar que "en Mar del Plata no está el vector del dengue".

De todas formas aclaró que "tenemos que trabajar en prevención como si estuviera" y por eso recordó que mañana se inicia una fuerte campaña de descacharrización y concientización en distintos barrios de la periferia de la ciudad.

"Las campañas de control y concientización tienen que ser permanentes y estar acompañadas de fumigaciones y seguimiento", sostuvo agregando que "por eso se va a comenzar en los barrios Aeroparque y Los Pinares -se irá trasladando a otros barrios- con fomentistas y manzaneras quienes continuarán la tarea organizativa y se coordinarán el trabajo de retiro del material que se descarta, porque de nada serviría fomentar y seguir la limpieza en los barrios si después ese material queda acumulado en una esquina".

El trabajo que se relanza mañana en el marco del programa Acercar, se complementa con las áreas de Desarrollo Social y Plagas Urbanas. Esta última dependencia, continúa con la tarea de "fumigación en distintas zonas de la ciudad".

Asimismo Ferro indicó que se prevé "llevar adelante un proceso de cambio del agua de los floreros del cementerio por arena, para evitar la propagación del hábitat de los mosquitos".

Recomendaciones a la población

No sólo el municipio de General Pueyrredon y los gobiernos provinciales y el nacional coinciden en las recomendaciones y en la imprescindible necesidad de colaboración de la comunidad para prevenir la proliferación del mosquito transmisor del dengue.

Vale recordar que se trata de una enfermedad que no se contagia de persona a persona, pero que si un mosquito aedes aegypti pica a un enfermo de dengue, luego le transmitirá el dengue al resto de las personas que pique.

Por eso, teniendo en cuenta que en la ciudad no se ha registrado la presencia ni del insecto ni de larvas, es fundamental tomar las medidas de higiene en las viviendas, tendientes a evitar los hábitat que estos mosquitos utilizan para reproducirse.

En ese contexto las medidas apropiadas son:

* Desechar aquellos objetos inservibles que pueden ser utilizados como criaderos, tales como envases vacíos, botellas de vidrio o plásticos, tapas, juguetes, latas y cubiertas de autos, entre otras.

* Tapar correctamente los recipientes para almacenamiento de agua, como tanques, barriles, tinajas y baldes y cambiar el agua en forma diaria a bebederos de animales, lavando previamente sus paredes.

* Colocar boca abajo los recipientes que no son de uso frecuente.

* Limpiar periódicamente canaletas de desagües.

* Cortar la maleza de las cercanías de las casas y eliminar troncos o plantas que puedan acumular agua.

* Utilizar arena húmeda en lugar de agua en floreros de cementerios.

* En el interior de las viviendas se recomienda cambiar cada tres días el agua de los recipientes con especial atención a los floreros para que las larvas no puedan desarrollarse en ellos y reducir el contacto hombre-mosquito colocando mallas protectoras en aberturas.

* Utilizar productos insecticidas y repelentes de mosquitos.

Comentá la nota