Salud no podrá pagar sueldos si no recibe ayuda antes de octubre.

Ciurca aceptó transferirle dinero "transitoriamente". Reclaman cambios en la ley de Responsabilidad de Fiscal. Los detalles.
La cuentas de la Provincia están en rojo y al Ministerio de Salud le faltan "más de $ 20 millones" aseguró el ministro Aldo Sergio Saracco; a Desarrollo Humano, entre $ 4 y $ 7 millones para afrontar las obligaciones que tiene hasta fin de año. "Octubre, noviembre y diciembre serán los meses más difíciles", afirmó el funcionario y en igual sentido opinó la ministra de Desarrollo Humano, Silvia Ruggeri.

En la cartera de Salud se vive la situación más crítica y peligra incluso el pago de salarios del último trimestre. La explicación es sencilla: "El recurso humano está dentro de los bienes corrientes (donde no hay plata) y por más que tengamos fondos para bienes de capital no podemos utilizarlos para afrontar esos gastos por la ley de Responsabilidad Fiscal", detalló Saracco. "¿Para qué me sirve tener un auto nuevo si no tengo plata para ponerle nafta o pagar el seguro?", ejemplificó.

Este obstáculo ha llevado al Gobierno provincial a plantear una modificación de la ley de Responsabilidad Fiscal e incluso ha habido contactos con otras provincias para buscar consensuar una postura común al respecto ante la Nación.

En este panorama, el dato que surgió en las últimas horas es que Carlos Ciurca, ministro de Seguridad, estaría de acuerdo en aportar esos recursos en tanto les sean devueltos en el menor tiempo posible.

"Sería una trasferencia transitoria", afirmaron allegados al ministro. Así, Ciurca daría el visto bueno a la sugerencia que partió del Ministerio Hacienda para derivar dineros sobrantes de esa cartera a los ministerios con mayores complicaciones.

Los 300 millones de pesos que necesita la Provincia para afrontar las obligaciones presupuestarias hasta diciembre dejaron de ser un número en el aire para plasmarse en la realidad. Entre Salud y Desarrollo Humano tienen carencias de dinero superiores a los 25 millones de pesos. La fecha límite es octubre. A partir de ese mes los servicios entrarán en recesión y se avecinan dificultades para pagar los sueldos. Éste es el caso de la cartera que dirige Saracco.

"Además de la crisis por la pandemia (la gripe A), tenemos que contabilizar el aumento en los costos de los insumos que van entre 30% y 100%; muchos de ellos son importados; los incrementos salariales determinados por paritarias y también el cumplimiento de los convenios colectivos que dejó la gestión anterior y que estaban ratificados por la Legislatura, que incluía el pasaje de contratados a la planta permanente. Todo eso impactó en un presupuesto que lo único que tiene de diferente al año pasado es que le aumentamos el 12% como marca la ley. Los costos se fueron por encima de esa cifra", destacó el ministro.

El dilema en cuestión es la asignación de recursos. Del presupuesto de $ 774 millones aprobados para 2009, "casi el 70% se va en recurso humano". Esas partidas, como los insumos y medicamentos, ingresan dentro de los denominados bienes corrientes. "En consecuencia, con la ley de Responsabilidad Fiscal no podemos derivar recursos que tenemos para bienes de capital a gastos corrientes".

Con esta explicación el ministro dejó constancia de que no sólo se verían resentidos los servicios, si no aparecen los fondos, sino también los salarios del personal. "Necesitamos más de $ 20 millones. Es fundamental el refuerzo para cerrar el año y además prever las compras para el año siguiente", sintetizó.

En Desarrollo Humano la situación también es de crisis, pero más benévola. "Con $ 4.000.000 nos arreglaríamos. Sería ajustado pero llegaríamos a fin de año", expresó la ministra.

Al igual que Salud, esta cartera estará en rojo en octubre pero no es una opción ajustar en cuanto a las prestaciones: "Nosotros trabajamos con personas de mucha vulnerabilidad social por lo cual no tenemos margen para dejar de prestar una ayuda". Igualmente prefirió el optimismo y agregó: "No es un monto abismal el que necesitamos y se puede conseguir", dijo.

Ciurca acepta

La iniciativa del ministro de Hacienda, Adrián Cerroni, de sacar fondos a Seguridad para destinarlos a los ministerios con presupuestos en rojo, no fue bien recibida por Carlos Ciurca. En primera instancia, el titular de la cartera desestimó la idea pero con el correr de las horas adoptó otra postura.

"Transitoriamente se puede hacer una transferencia de partidas con el compromiso de una devolución rápida", dijeron en su entorno.

Si bien sostienen que "el presupuesto está ejecutado al 90%", hay disposición para salir en ayuda de sus pares con el compromiso de que retornen a Seguridad en el menor tiempo posible. "Hay obligaciones que atender hacia fin de año", explicaron.

Comentá la nota