La salud de los pobres y la chicana política

La polémica -más precisamente- la lección que le dio el secretario de la Salud doctor Alejandro Ferro al inconexo concejal cobista Carlos Katz en la televisión, puso al desnudo la duda de cierto grupito de concejales sobre la prevalencia de la salud de los marplatenses sin cobertura social de un derecho tan sustancial a la dignidad humana o el chicaneo sin argumentaciones racionales al evidente efecto de postergar o negarle al gobierno de Gustavo Pulti un evidente éxito de la gestión.

por Gerardo Gómez Muñoz

Despreciable el método y la ocasión -cuando de por medio está una mejor atención a los pobres-, pero peor sería aún si la resistencia de los radicales encabezada por un extrapartidario (?) -tiene bloque propio-, fuese por una coherente y consecuente desatención -como se vio en el ciclo de Daniel Katz-, de ese derecho primario por parte de un partido de raigambre popular como la UCR. Se podría estar en ese caso ante el triunfo de corrientes o facciones frente a las prácticas y convencimientos históricos de la más que centenaria agrupación.

Chicanas demolidas

Debería alarmar en el radicalismo orgánico los papelones que están protagonizando algunos de sus representantes en un tema tan directo y claro. Un raconto no ya de la tele que es reiteración individual sino de lo agrupadamente sostenido en el Concejo la semana pasada es increíble.

Toda la contundencia acerca de la necesidad de afrontar la construcción del Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias y de la factibilidad presupuestaria de su sostenimiento por parte del ya nombrado Ferro y del secretario de Hacienda Mariano Pérez Rojas no alcanzaron para superar la estolidez del hermano menor del "Ruso", de Leticia González, Cristina Coria y Guillermo Schutrumpf entre otros. Una exponente cabal de la inacción de los últimos 10 años en la atención a la gente necesitada -de su larga andanza por Desarrollo Social resta en Tribunales una decisión donde se juzgan responsabilidades en la muerte de un niño en el basural-, llegó a decir que se está "discutiendo el decorado de la casa de fin de semana" descalificable consideración de un proyecto de mejoramiento casi infinito del recibido estado de cosas en la atención de la salud de centenares de miles de marplatenses. No faltaron las argumentaciones de un dirigente de los barrios Enrique Abud que no recuerda que Vilma Baragiola abogó por un hospital municipal o de un estudiantil de Vara como Nicolás Maiorano que piensa quizás que si a Pulti le va mal puede haber, próximamente, una candidata en la familia. El nuevo caudillo del "panradicalismo" y hermano del dispendioso ex intendente, se mordió la cola (logro aún no conseguido por ningún pichicho aburrido), al argumentar que el CEMA generaría "un gasto estructural permanente". Luego tocaría las cumbres en su preocupación por no saber de dónde se sacarán los médicos que hará falta nombrar, no miles sino apenas 50. Hay que ayudarlo cuando no entiende la obviedad: de las universidades, pelo...duro.

Ferro discretamente mencionó -qué disimulado populista vergonzante-, que se incrementarían en 235 mil anuales las atenciones de salud de "los viles" pobladores de los barrios....

Pérez Rojas revelando ignoradas dotes de "figther" de la polémica los demolió diciendo "estamos dando un debate ideológico en el que sólo deber haber un debate económico" y subrayó que el análisis "debe tener también en cuenta la sustentabilidad social y los beneficios del proyecto".

Es para Mar del Plata

El afán de obstaculizar parece lo esencial en este inaudito caso. Mar del Plata y su gente más necesitada recibirán 28 millones de pesos cedidos gratuitamente por la Nación para construir el CEMA. La Provincia aportará 7 millones de equipamiento. Pérez Rojas les demostró que para personal, incluidos médicos y especialistas faltan 4 millones y pico de los que 3 millones ya estarían asegurados y sólo restaría poco más de un millón. Pero será para dentro de dos años cuando quizás pueda entrar en funcionamiento. Ni la más mínima seriedad como no se conociera la idiosincrasia de la politiquería..., estaría para firmar que todo se fundaría en imposibilitar que Pulti concrete el sueño. Sólo que es Mar del Plata la que sueña. Felizmente, Ricardo Alonso adelantó que ni en sueños votaría en contra y Juan Carlos Cordeu a fuerza de ser socialista, ni loco, más Carlos Filippini, Verónica Beresiarte,Viviana Roca y Juan D. Fernández, kirchneristas, quienes lo que menos desean es apoyar argumentos que ahora pueden servir a estos noveles radicales, pero que en su momento ya usaba Domingo Cavallo.

Militantes calentitos

Pese al frío reinante en la media mañana del sábado, frente al busto de Eva Perón en la Plaza Dardo Rocha lucían bien calentitos, allí, los varios centenares de militantes peronistas que apoyan "el proceso nacional y popular iniciado en 2003 por Néstor Kirchner y Cristina". Cobijados por las pancartas y carteles de diversas agrupaciones como el Frente Popular y Nacional, Movimiento Evita, Encuentro y Participación, Jupebo, Martín Fierro, JUP, Juventud Descamisados, etc., brindaron un inédito marco organizativo para expresarse: Cabildo Abierto. Hubo anotación previa de oradores y cada uno de ellos contó con tres minutos cronometrados para expresarse. El reclamo fue generalizado: más participación y militancia y el reclamo a diputados, concejales, funcionarios designados políticamente que militen su compromiso asalariado. La exigencia de que se rechace a quienes han defraudado su compromiso aparejó la demanda de que las políticas de servicio al pueblo y de profundización de las medidas populares estén a cargo de quienes las militen.Y el punto culminante fue cuando una mujer del Barrio "La Herradura" denunció que sostiene un comedor con 284 niños con leche, pan y meriendas y que "nunca apareció por allá a colaborar ningún político". Precisamente en ese momento había agrupaciones ausentes porque estaban cumpliendo con un ritual peronista como es la celebración del Día del Niño que escalonadamente lo vienen haciendo desde el 8 de agosto. Una de ellas que dirige el dirigente portuense Carlos Sepúlveda lleva en el mes 45 festejos (y restan algunos programados) en esas extendidas barriadas. Otra como "Surfeando la calle" logró festejos hasta con reparto de ropa para los chicos. La referida denuncia como la de un trabajador en negro de la pesca motivó que estallara el enojo por la versión de que el concejal Diego Garciarena, ex dirigente de Franja Morada, allegado a Katz y hoy en la Concertación que ya no es la misma kirchnerista de antes, pasaría a ser funcionario de alto nivel en el reparto de beneficios diversos programados desde Desarrollo Social de la Nación. Al respecto y por la inserción en estas movidas del marplatense y diputado nacional Gustavo Serebrinsky, lo que queda del "radicalismo "K", es ahora "Concertación-Forja" y como tal fue recibida por el jefe de Gabinete y en los próximos días será por el de Interior.

Cabe señalar que no asistió ningún representante de la conducción del PJ ni del IPF. Hay versiones de alianza en puerta. En cambio estuvieron participaron Concertación Forja, Mosquito Díaz, Partido Humanista, PI, Frente Grande. También los concejales Verónica Beresiarte y Juan D.Fernández; dio parte de enfermo Carlos Filippini, hubo funcionarios como Gerardo Pino, Alejandra Urdampilleta y un notorio grupo de integrantes del plantel del PAMI. Y ya hubo compromiso de seguir avanzando en este estilo de militancia que parece no calar en la dirigencia...

Comentá la nota