Salud: 500 nuevos cargos

Están presupuestados y se crearán paulatinamente este año. La mitad es para reforzar el nuevo Hospital Rawson.
En una medida sin antecedentes en el Estado provincial, el gobierno giojista resolvió avanzar con la creación de 500 cargos para las funciones de médicos, enfermeros y administrativos con el fin de cubrir las necesidades que tiene el funcionamiento de la salud pública. Se incluyeron en el presupuesto 2010 a través de una partida extra de 12 millones de pesos, aunque en la práctica se irán instrumentando en forma paulatina de acuerdo a la disponibilidad financiera. El argumento oficial es que la planta de personal no alcanza para atender la creciente demanda que generó la apertura de nuevos centros asistenciales. La mitad de los agentes irá al nuevo Hospital Rawson, en donde en febrero de designarán los primeros 80.

La creación de cargos en planta permanente es un pedido que venía haciendo casi desde que asumió el ministro de Salud, Oscar Balverdi. Pero por razones económicas, nunca antes tuvo eco. Inclusive, las entidades que nuclean a enfermeros y profesionales de la salud insisten con lo mismos desde hace años.

Este año, la situación cambió. El secretario Administrativo de Salud Pública, Daniel Naccarato, aseguró que en el presupuesto 2010 se contempló una partida de 12 millones de pesos para este tema -incluye pago de sueldos y aguinaldo-. Hasta ahí, el primer paso para la puesta en marcha de los cargos. Ahora resta que Hacienda dé el visto bueno de acuerdo a la disponibilidad de recursos del Estado y según el funcionario, en función de ese condicionante, "la creación de los cargos se irá haciendo progresivamente a lo largo de este año".

Naccarato afirmó que es algo inédito, porque no hay registros de tantos puestos de planta permanente en un mismo ejercicio. De hecho, las designaciones de ese tenor están congeladas a raíz de la prohibición de la ley de Emergencia Económica y Financiera que rige desde hace más de 10 años. Sin embargo, en la salud pública, al igual que la educación, es posible porque está exenta por ser considerado un servicio esencial.

Como fundamento, Balverdi habló de dos puntos clave. Aseguró que mientras la planta permanente aumentó "apenas" en 700 agentes en la última década -de 4.665 pasó a 4.722-, la estructura sanitaria creció con 3 micro hospitales y 15 centros asistenciales nuevos. A eso sumó el incremento de la población y en consecuencia, más demanda de prestaciones.

El otro aspecto fundamental, que en gran parte apuró la creación de cargos, es el estreno de la vedette de Salud Pública: el nuevo Hospital Rawson. Según Balverdi, "vamos a ampliar servicios y sin más personal, es imposible que funcionen". Como ejemplo, citó los de Maternidad, Pediatría y Neonatología, los próximos a inaugurar. En el primero las camas pasan de estar de un hospital pabellonado, todas juntas, a habitaciones individuales o dobles. Y los dos últimos van a tener cada uno 27 camas nuevas entre terapia intensiva e intermedia.

Justamente en esos tres servicios serán creados los 80 primeros cargos. Balverdi aseguró que a más tardar en febrero deberán tener designados a los nuevos empleados, porque ese mes quieren estar funcionando. Según el ministro, serán "designados de manera interina" -los contratados más antiguos tendrán prioridad- y cuando se modifique la ley de concursos, "se llamará a concursar todos los cargos".

En ATSA, el gremio que nuclea al personal de enfermería, la medida cayó bien. El vocal Rafael Navas aseguró que "es fundamental para jerarquizar las prestaciones, se viene trabajando muy mal por falta de personal". Además, si bien reconoció que la principal demanda está en el Rawson, sostuvo que "en la distribución de personal también tiene que atenderse los centros de la periferia".

Por el lado de los médicos, el titular del gremio médico, Daniel Sanna, no atendió los llamados de este diario. Mientras que la vicepresidenta del Colegio Médico, Marta Elizondo, se mostró de acuerdo "porque sirve para mejorar el servicio a la gente". Por otra parte, advirtió que es necesario, ya que "no se podían sostener los contratos basura que le quitan estabilidad y derechos a los trabajadores".

Comentá la nota