Salud necesita otros $ 20 millones para llegar a fin de año

Salud necesita otros $ 20 millones para llegar a fin de año
Según el ministro Saracco esa cifra se debe agregar al traspaso de 13 millones de Seguridad, que ya aprobó Diputados.
Comparable a una aspirina para tratar un traumatismo de cráneo, así es la ayuda que recibirá el Ministerio de Salud para paliar la crisis financiera que lo tiene a mal traer. Igualmente el ministro, Sergio Saracco, cuenta las horas, minutos y segundos para poder echarles mano a los 13 millones de pesos que le transferirá Seguridad (falta la aprobación del Senado) y de esta manera "poner al día la situación" con proveedores y las necesidades básicas del sistema sanitario.

Asimismo, y pese a este refuerzo de partidas, la aguja se mantiene en la zona roja y los 20 millones de pesos que un mes atrás solicitaban para cubrir los baches hasta fin de año, ocupan el primer lugar en la lista de urgencias.

"Además de los refuerzos (de 13 millones de pesos), estimamos que por lo menos necesitamos unos 20 millones de pesos más. Eso nos da la tranquilidad para poder iniciar 2010 sin deuda", confió el funcionario. Lo cierto es que el traspaso ya había sido anunciado por el Ejecutivo a mediados de agosto, pero el proyecto recién fue llevado al recinto de Diputados el miércoles último, cuando se aprobó.

La causa del desfasaje se las atribuye a "la inflación", que se vio reflejada en un fuerte incremento en los costos de los insumos "descartables, medicamentos, raciones alimentarias", detalló y a "la pandemia por la gripe A".

Los buenos augurios que transmite Saracco, dentro del clima de crisis que se vive, son contrastados con una oscura realidad. Así lo deja entrever la titular de ATE, Raquel Blas, quien calificó de "gravísima" la situación por la que atraviesa el sistema de salud de la provincia y opinó que "es una cosa de locos" que no la reconozcan las autoridades (ver aparte).

Ayer por la mañana, Saracco en persona entregó trece respiradores al director del hospital Luis Lagomaggiore, José Moschetti, para ser utilizados en distintos servicios del efector. El equipamiento forma parte de un total de 56 aparatos de alta y mediana complejidad diseñados para uso neonatal, pediátrico y adulto.

"Con esta tecnología se refuerza la terapia intensiva de adultos, la de quemados y la unidad coronaria, además del servicio de neonatología", expresó el director del nosocomio.

Con Moschetti a su derecha, el ministro se refirió a las deudas que mantiene el Gobierno con proveedores pero aseguró que el resto de las áreas están cubiertas. "No se puede hablar de restricción" de medicamentos o insumos porque "no hay problemas".

"No podemos hablar de normalización cuando no se vio afectado" el servicio y siempre "estuvo garantizada" la provisión, dijo. "No hubo discontinuidad y disminución en la entrega de insumos", enfatizó.

En cuanto a la deuda de 17,5 millones de pesos del ministerio con proveedores, Saracco le quitó dramatismo a la situación. "Lo que hicieron (los proveedores) fue anticiparse porque están preocupados por la situación financiera con vista a poder garantizar el recupero de todo lo que tienen que entregar de aquí a fin de año".

En este sentido, aclaró que el monto total de la deuda corresponde "a lo entregado y lo que resta proveer hasta fin de año". Y para transmitir tranquilidad aclaró: "Con esto nos ponemos al día en lo que entregaron hasta el momento".

Comentá la nota