"La red de Salud Materno Infantil es más importante que el Hospital"

"Después de tantos años me di cuenta que el Hospital no es la parte más importante del Sistema". Con estas palabras el doctor Fernando Carlos Mate-ra, presidente de la Fundación Hospital Juan P. Garrahan, comenzó ayer su discurso en el acto de descubrimiento de la piedra fundacional de la Casa del Niño, en la esquina de calles Alvear y Arenales, en el predio del Hospital Materno Infantil.
"Necesitamos un servicio integrado de Salud en donde todos los recursos estén articulados", sostuvo el especialista al indicar que uno de los puntos más importantes dentro de la red Materno Infantil debe ser la "participación comunitaria", esto es, que la comunidad entienda y ejerza su derecho de acceder a la Salud.

Al apuntar a la prevención y el refuerzo de la Atención Primaria de la Salud (APS), Matera indicó que es necesario entender que uno de los principales objetivos es bajar los índices de enfermedad, o conseguir diagnósticos tempranos en aquellos cuya situación de salud se encuentre comprometida. Entendió que el actual sistema se encuentra fragmentado, con problemas de comunicación, lo cual entendió, es el valor esencial dentro de una red de Salud para producir cambios a futuro. Mientras, valoró el papel de la mujer indicando que "una madre educada es la más alta tecnología en Salud".

En su discurso, dejó entrever la necesidad de acercar más los centros de atención a los pacientes, y disponer proyectos que permitan a los chicos y sus madres sin suficientes recursos económicos, albergarse en un lugar que les permita estar en las condiciones que su situación exige. La respuesta en Salta fue la Casa del Niño.

"Los pacientes pernoctaban en la Terminal o en los pasillos del Hospital", contó por su parte el presidente de la Cooperadora del Hospital de Niños y fundador de la entidad, Luis Herrera, al señalar el por qué de la necesidad de dar respuestas a esas situaciones en instancias como esta.

La historia

Desde agosto de 2006 la Casa del Niño albergó a 460 chicos con sus madres. El Estado ayudó con un subsidio de $5000 por mes durante el último año de Juan Carlos Romero. Ese subsidio fue suspendido al entrar el gobierno de Juan Manuel Urtubey, que vetó la ley por la cual se daba a la Cooperadora un terreno en comodato para construir la Casa del Niño. Con su veto el gobernador apuntaba a la decisión política suya era hacer la Casa.

Sin embargo, ello fue solo posible solo cuando llegó el proyecto de ley que así lo permitía. Luego de idas y venidas, y distintos decretos que corregían continuamente la ubicación de la entidad en el predio del Hospital Materno Infantil, se logró conseguir el terreno en el que ayer se descubrió la piedra basal, para construir un edificio que en principio contaría con dos plantas y quince lugares.

Comentá la nota