Salud inicia la semana con tres días de paro.

Los hospitales no atenderán hoy, el miércoles y el viernes según el plan de lucha dispuesto por el gremio. Así, los trabajadores de la salud suman una jornada más de protesta.
Los trabajadores de la Salud afiliados a Asociación de Trabajadores de Sanidad Argentina (ATSA) volverán hoy a activar medidas de fuerza en varios hospitales reclamando mejoras en sistema de salud de la provincia como también salariales.

La que se inicia será una semana con un día más de medidas de fuerza en los nosocomios, teniendo en cuenta lo ocurrido en la anterior cuando los centros de salud se vieron paralizados por dos jornadas, a causa de la falta de acuerdo entre el Ministerio de Salud y los referentes de ATSA.

El diálogo entre ambos sectores se encuentra cortado hace bastante tiempo, lo que llevó a que el conflicto se haya dilatado, perjudicando semana a semana a los usuarios del sistema de salud pública.

"Durante la semana estaremos en estado de asamblea permanente y ahí definiremos si nos movilizamos o no. En tanto, seguimos con los mismos requerimientos que traemos desde el año pasado. Un básico de 800 pesos, carrera sanitaria y un mejoramiento integral del área de Salud", manifestó el secretario gremial de ATSA, Hugo Canteros.

Entre los hospitales que el gremio considera acatarán la medida se encuentran los Hospitales Escuela, Vidal, Llano y el zonal de Goya Camilo Muniagurria. En tanto, aseguran que acompañarán la medida el resto de los nosocomios de salud del interior con retenciones de servicio al igual que algunos Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS).

De esta manera, los hospitales nombrados solo atenderán emergencias, mientras que los trabajadores estarán en asamblea permanente analizando como continuarán el plan de lucha para el resto de la semana y de no haber una solución, comenzar a delinear medidas para la semana próxima.

Así una vez más, quienes sufrirán las consecuencias serán las personas que necesitan de los servicios que brindan los centros de salud, que retrasarán tratamientos y chequeos.

Comentá la nota