Salud hará sumario por la falta de oncológicos

El Ministerio de Salud iniciará un sumario administrativo en el hospital Zatti para determinar qué responsabilidades le cupo al servicio de oncología en el corte de tratamiento de pacientes ante el faltante de medicamentos específicos.
La cartera sanitaria tomó esa decisión al verificar que el stock fue solicitado el 17 de noviembre pasado, y a ese día no se habían tomado los recaudos necesarios para garantizar la compra y provisión dentro del lapso que requieren los tiempos administrativos; según se anunció en forma oficial.

Esta previsión es habitual en las unidades oncológicas de la totalidad de los hospitales provinciales, impidiendo que la situación del nosocomio capitalino se produjera en otros centros asistenciales como Bariloche, Cipolletti y General Roca; de acuerdo a la versión oficial.

El inicio de la investigación interna fue informado por el Secretario de Salud, Daniel Chiosso, al defensor del Pueblo Adjunto, Ignacio Gandolfi, durante una reunión mantenida ayer en el Ministerio de Salud.

El perjuicio, aún no dilucidado, recae sobre un total de 37 personas que debían repetir el esquema terapéutico, es decir continuar recibiendo la misma medicación.

Durante la reunión, Gandolfi le aclaró al funcionario ministerial que los procedimientos internos, la administración presupuestaria y los posibles entre- dichos que podrían haberse registrado entre el jefe del programa hospitalario y las autoridades centrales eran de incumbencia interna.

En ese sentido, remarcó que si los pacientes -frente a la inacción oficial- no obtenían la medicación durante la jornada del martes próximo, seguiría adelante con la presentación de un recurso de amparo colectivo ante la Justicia.

Chiosso no descartó ante "Río Negro" que haya segundas intenciones en el caso, aunque rehusó brindar más precisiones sobre los motivos. "Ni en Roca, Bariloche o Cipolletti hubo problemas; pero (el jefe del servicio, Rubén) Kowalysinn sabía del faltante de stock, presentando el pedido y al día siguiente salió a reclamar", afirmó.

A criterio del funcionario, esas unidades hospitalarias deben hacer los pedidos con la suficiente antelación para no cortar el tratamiento. Al preguntársele si existía alguna normativa respecto de ese procedimiento, dijo que "se trata de una cuestión de sentido común, y si ves que no tenés medicamentos en tu armario lo tenés que pedir".

Kowalysinn rechazó las acusaciones considerando que "pretenden patear la pelota al córner" dado que "permanentemente hacemos los pedidos de acuerdo a las necesidades, a medida que se van presentando los pacientes" y deben repetir la medicación, pero "ocurre que directamente no la envían".

También denunció que "a veces nos han rechazado los pedidos como consecuencia de falta la documentación de los pacientes".

Comentá la nota