Salud disminuyó 30% el gasto en derivaciones

Significa un ahorro de siete millones de pesos al año. Lo atribuyen a la mejora en el sistema público.

NEUQUÉN (AN).- La subsecretaría de Salud disminuyó en un 30% el gasto que insumen las derivaciones de pacientes al sector privado, parte de la transferencia de fondos más cuestionada históricamente por sectores opositores al gobierno provincial.

Los datos oficiales indican que mientras en 2008 fueron unos 23.000 los pacientes que recibieron atención en una clínica privada porque no encontraban respuestas en los hospitales provinciales, el año pasado la cifra dio un brusco descenso a 13.000.

Esto tuvo su correlato en el menor envío de recursos a los centros de salud privados: la diferencia es de 7.000.000 de pesos, al pasar de 23.000.000 (2008) a 16.000.000 (2009), según informó la dirección provincial de Prestaciones y Auditorías de la subsecretaría de Salud, a cargo de Ricardo Santoni.

El dato comenzó a tomar forma ayer, durante una entrega de ambulancias donde el gobernador Jorge Sapag, al retomar sus funciones luego de unas vacaciones, lo puso de relieve. Minutos antes Gustavo Curtino, subsecretario de Salud, lo había deslizado en medio de críticas "a quienes sostienen que estamos destruyendo el sistema" público, que soporta su más dura crisis en los últimos cinco años luego de ser un modelo para toda América Latina (ver aparte).

La explicación para la disminución en el giro de los recursos a las clínicas, según el gobierno, es el equipamiento de los hospitales públicos con tecnología que permitió conservar pacientes en lo centros de atención. Otro factor para que ocurra lo mismo está dado por la cobertura de puestos vacantes en el sector médico.

Desde hace años la utilización de sumas que apuntalaron el crecimiento de la medicina privada, y las sospechas de vínculos entre el poder político de turno y los propietarios, fueron parte de uno de los señalamientos recurrentes utilizados por los gremios opositores (con ATE a la cabeza) para explicar la crisis del sistema público, algo que que ayer Curtino se encargó de relativizar.

Santoni indicó que el rubro "internaciones" son el gasto mayor que hace el Estado en las clínicas privadas. En todos los segmentos que lo componen: adultos, pediatría y neonatología, se gastaron 6 millones de pesos en 2009.

"Es por falta de camas, de algunos profesionales y enfermeros, o por conflictos", sostuvo el titular de las auditorías de Salud.

Destacó que la posibilidad de dar una mejor respuesta en los hospitales que administra la subsecretaría es producto de "la importante inversión que se viene dando en los últimos años".

Comentá la nota