En Salud dicen que “se magnifica la situación”

Garantías: a pesar de los diagnósticos sombríos del sistema de salud de los trabajadores, los gremios y legisladores de la oposición, en el Gobierno Provincial dicen que “está garantizada la atención de cada uno de los pampeanos”. El director de Salud, Raúl Alvarez, negó la emergencia de los hospitales y sólo reconoció “situaciones a las cuales hay que dar respuesta y estamos tratando de mejorar”.
El director de Salud de la provincia, Raúl Alvarez, afirmó que “se magnifica la situación” cuando se pide la declaración de la emergencia hospitalaria en la provincia. También replicó los cuestionamientos de los gremios del sector y del diputado socialista Adrián Peppino, que esta semana se instaló durante tres días en el Molas para denunciar la crisis del sistema.

“Se quedan en la queja permanente y en reclamos sin fundamentos que no aportan nada”, dijo el funcionario provincial. Alvarez salió al cruce de las declaraciones de Peppino porque el subsecretario de Salud, Luis Ordóñez, está de licencia.

El funcionario confió que mañana, jueves, por la mañana, los funcionarios del área mantendrán una segunda reunión en el hospital santarroseño con los gremios, la asociación de profesionales, trabajadores y la dirección, para analizar la cuestión de la seguridad en el nosocomio, en la palestra en las últimas semanas.

En ese sentido, destacó que buscan “aportes” de los trabajadores para diseñar un plan integral de seguridad y descartó la privatización de ese servicio. Dijo que se contrató a un ex policía para diseñar un proyecto de seguridad, pero que su ejecución quedará en manos del Estado provincial (ver aparte).

Emergencia

Como antes los trabajadores de salud, ahora el legislador Peppino pidió que se declare la emergencia hospitalaria en la provincia. “Me gustaría saber cuál es el argumento técnico para usar esa terminología. Es algo muy subjetivo. Se magnifica la situación”, opinó Alvarez.

“Habría que saber a qué nos referimos cuando se habla de emergencia. Creo que hablamos de lo mismo, pero nosotros no lo tomamos como una emergencia. Sí hay situaciones a las cuales hay que dar respuesta y siempre estamos tratando de mejorar el sistema”, comparó.

“Las puertas están abiertas, no sirve cerrar los oídos, tenemos que escucharnos con fundamentos sólidos y respaldo a cada cosa que se dice. Si no nos quedamos en la queja permanente y el reclamo sin fundamento, que no aportan”, señaló.

Si bien el funcionario reconoció que “hay dificultades en algunas áreas y trabajamos para aportar soluciones”, consideró que “el sistema está dando respuesta a todos los pampeanos que lo necesitan, incluso con alta complejidad porque se les garantiza derivaciones a centros especializados de primer nivel del país”.

“Está asegurada la asistencia de cada uno de los pampeanos que requieren del sistema de salud”, insistió. “Siempre hay ocasiones, no se puede dejar conformes a todos, pero se le da respuestas a todo el mundo”, reafirmó.

Según Alvarez, en el Molas se incorporaron dos terapistas de adultos, un nefrólogo, un terapista pediátrico, un pediatra, un cirujano, un anestesista, dos bioquímicos y dos sicólogos, además de ocho enfermeros, dos radiólogos y un técnico de hemoterapia. “Son señales, el sistema está siendo atendido, en la medida de las posibilidades, se siguen incorporando profesionales”, acotó.

El funcionario aseguró que el año pasado se ejecutaron 30 millones en medicamentos, 3 millones en leche,10 millones en equipamiento y se incorporaron 30 ambulancias y 16 utilitarios. “La inversión es importante”, estimó.

Derivación

de partos

Por otro lado, Alvarez justificó la derivación de partos -que antes se hacían en las localidades del interior- hacia los hospitales más grandes de la provincia. “Tiene que ver con una política de salud para garantizar una maternidad segura, que madres y niños tengan las mismas garantías y cuenten con la misma oferta que en las ciudades grandes”, explicó.

El funcionario indicó que es parte de un lineamiento de la OMS (Organización Mundial de la Salud) para mejorar la atención de los nacimientos. “Se producen en lugares con sangre segura, con quirófano, cirujano, anestesista, para dar respuesta rápidamente. Más allá de que pueda ser más incómodo, estamos tratado de garantizar la calidad de la atención. Incluso en esos lugares el personal está más entrenado”, acotó.

“Se dotó a los niveles 4 de todas las condiciones y los niveles 3, de menor complejidad, tienen las herramientas, unidades de traslado, para una derivación adecuada”, precisó.

Ambulancias

Finalmente, Alvarez relativizó las quejas por el servicio de ambulancias para emergencia y los reclamos de contar con más vehículos. “Es lo que ve la gente. Pero si no nos ocupamos de la prevención de los accidentes, por más que sigamos sumando móviles, nunca van a alcanzar”, argumentó.

Y mencionó que “está demostrado que aumenta la oferta y aumenta la demanda. Hay que concientizar a la gente de que las ambulancias son para las emergencias y no para ser utilizadas por cuestiones menores que se pueden resolver de otra manera”.

“Es importante que nos pongamos de acuerdo para trabajar con la prevención. Si lo hacemos, la cantidad de ambulancias no será tan importante ni vamos a tener que seguir abriendo unidades de terapia intensiva. Si trabajamos en prevención el impacto será más importante que si sumamos dos unidades de traslado”, concluyó.

Comentá la nota