Salud les debe $17 millones a proveedores, que amenazan con no entregar mercadería

Ya restringieron la venta de insumos y monodrogas. Para cumplir, el Gobierno espera una reasignación de partidas.
No les pagan las facturas de medicamentos, descartables y otros insumos desde hace más de seis meses, aunque hay algunas entregas impagas que corresponden al 2007. La deuda asciende a los 17,5 millones de pesos y corresponde a 12 proveedores del Estado que suministran insumos y monodrogas fabricados en 200 laboratorios del país y del exterior. Por esto, ayer se plantaron en el quinto piso de la Casa de Gobierno y no se movieron hasta que el ministro de Salud, Sergio Saracco, los atendió para darles una respuesta. Pero la solución tardará en llegar, porque recién ayer el Gobierno logró enviar a la Legislatura el pedido de reasignaciones presupuestarias que se vienen pergeñando desde hace un mes y medio, cuando el ministro de Hacienda, Adrián Cerroni, advertía que Salud y Desarrollo Humano se quedaban sin fondos, por lo que se usarían fondos de Seguridad.

El responsable de la cartera sanitaria intentó calmar los ánimos -ya caldeados- de los proveedores que minutos antes de ser atendidos amenazaron con cortar la entrega de medicamentos. Tras un encuentro que duró poco más de una hora, acordaron una nueva tregua hasta el jueves.

Daniel Salas, presidente de Distrifar, fue uno de los representantes de los abastecedores que llegó cerca de las 11 al corte en la cadena de pagos que los ha llevado el incumplimiento del Gobierno. "Imaginate que si yo no puedo girar plata al laboratorio, ellos me cortan el suministro y yo voy a hacer lo mismo con el Estado", soltó. Según comentó, decidieron restringir la entrega de medicamentos desde hace más de un mes, pero nadie los había atendido hasta ayer, que se presentaron el Ministerio de Salud amenazando con cortar los suministros en hospitales y centros de salud.

"Quienes estamos acá nos hemos convertido en financiadores del déficit del Estado y no podemos seguir soportándolo", sostuvo Salas que, incluso, adelantó que el panorama se complicará más en unos 10 días, porque se vencen otros 10 millones de pesos que el Estado les debe en concepto de medicamentos ya entregados.

Los distribuidores ya habían advertido esta situación en la Legislatura días atrás. El presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús, fue quien los atendió pero no pudo destrabar el desembolso.

Las entregas se han bajado desde hace más de un mes, según denunciaron los mismos proveedores. antecedente. El crédito en Salud se agotó hace poco más de dos meses. Esta potencial amenaza de quedarse sin fondos nada menos que para los medicamentos de la población tiene un solo antecedente. Fue durante la peor crisis de Argentina, cuando administraba la provincia Roberto Iglesias y debió pactar de manera directa con los distribuidores para que entregaran medicamentos en el día y contra pago contado. Esto era porque la inestabilidad del dólar no les permitía asegurar los precios por más de 24 horas y, además, la Provincia no tenía fondos para compras adelantadas.

El ministro Saracco explicó que el desfinanciamiento actual obedece en gran medida a la inflación.

El funcionario confirmó que se ha enviado a la Legislatura el decreto que establece la ratificación legislativa para obtener dos desembolsos, uno de 13 millones y otro de 5, que provienen de fondos de otras carteras y que servirán de salvavidas financiero. Pero estos fondos ni siquiera alcanzarán para los medicamentos, porque en total se necesitarán 40 millones de pesos extra para llegar a fin de año.

Según Saracco, el presupuesto no estuvo mal calculado, sino que hay insumos que aumentaron hasta 300 por ciento. Además, como no hubo mayor recaudación, las partidas no se pudieron ampliar a través de refuerzos presupuestarios. Este recurso, que se usó en administraciones anteriores pero que está sujeto a mayor recaudación y, por eso, en el 2009 no se pudo usar, es uno de los tantos cepos que establece la Ley de Responsabilidad Fiscal.

Así, la necesidad de destrabar el conflicto de los medicamentos quedó en manos de la Legislatura, que, según los mismos proveedores, tiene hasta el jueves de la semana próxima para destrabar los desembolsos.

Comentá la nota